Postres

Visita nuestra web y verás una serie de recetas de postres rápidos y fáciles

rosquillas sin gluten

Rosquillas sin gluten

Elaboración: 15 min
Cocción: 35 min
Listo en: 50 min
 

Habíamos dejado en otro post, las rosquillas con harina de trigo común, pero como bien sabéis, cada día hay más personas con intolerancias, por eso, he decidido para que todos podamos disfrutar, de este manjar, hacer la versión, pero sin gluten.

Como veis, son ingredientes que podemos encontrar de forma fácil.

Ingredientes

  • 600 gr de harina de harina sin gluten para postres (gallo del mercadona)
  • 130 gr de azúcar glass
  • 3 huevos
  • 100 ml de aceite de oliva virgen extra suave
  • La ralladura de una naranja y de medio limón
  • 4 cucharadas de anís dulce
  • 8 gr levadura (1/2 sobre)

Preparación

Rallamos la naranja y el limón

En un bol ponemos los huevos y el azúcar y batimos hasta que este bien mezclado.

Añadimos el aceite de oliva suave, el anís y añadimos el rallado de los cítricos.

Vamos incorporando la levadura y la harina, tamizada previamente, en varias tandas, mientras seguimos mezclando.

Hacemos una bola con la masa y enfilmamos, dejamos que repose en la nevera un par de horas.

Hacemos unas bolitas del tamaño de una pelota de golf, más o menos todas iguales, salen unas 30 bolitas.

Ponemos al fuego una sartén con aceite de girasol

Las espolvoreamos con azúcar blanquilla normal. Colocamos azúcar en un plato. Vamos rebozando la rosquilla en el azúcar. Podemos añadir al azúcar del rebozado un poquito de canela en polvo, le dará un toque diferente.

Si quieres ver más recetas de postres para carnavales, Aquí te los dejo ¡¡¡

Receta de bavarois de fresa

Receta de Bavarois de fresa apto diabéticos

Elaboración: 15 min
Cocción: 35 min
Listo en: 50 min
 

Ingredientes de Bavarois de fresa:

  • 250 ml de leche desnatada;
  • 2 yemas;
  • 150 gr de fresas;
  • 15 gr de gelatina;
  • 15 gr de maicena;
  • 150 gr de nata líquida;
  • Xilitol o azúcar de abedul.

Preparación de Bavarois de fresa:

Lo primero que vamos a preparar es la gelatina que la ponemos en agua fria.

Mientras tanto, lavamos las fresas, quitamos las hojas y las pasamos por la batidora para hacer una especie de puré.

Disolvemos la maicena en 3 cucharadas de leche que estará a temperatura ambiente, después añadiremos las yemas para que se disuelvan.

Ponemos en un cazo la leche con la mitad del edulcorante que se piense usar.

Cuando empiece a hervir, agregamos la mezcla de la maicena removiendo constantemente hasta que vuelva a hervir.

Retiramos del fuego y añadimos la gelatina y dejamos enfriar.

Batimos la nata, que estará muy fría.

Añadimos la nata montada a la leche y el puré ya fríos

Rellenamos los moldes o vasos que hayamos elegido y dejamos enfriar por lo menos 1 hora y media antes de consumir.

Si lo vamos a consumir el día siguiente, tapamos con film transparente, para que no cojan sabores de otros alimentos.

helado vainilla casero

Helado de Vainilla

Elaboración: 15 min
Cocción: 35 min
Listo en: 50 min
 

Ingredientes:

  • 200 ml de leche entera
  • 200 ml de nata
  • 1,5 gr. Lecitina de soja
  • Esencia de vainilla o 1 vaina de vainilla
  • 3 yemas
  • Pizca de sal
  • 120 gr. de azúcar

Elaboración:

Si vamos a usar vainilla natural,, vaciaremos la vaina de vainilla y pondremos la leche en un cazo junto con la vainilla, removeremos y taparemos con film, para dejar infusionar una hora como mínimo.

Antes de usar este infusionado, retiramos lo que quede de la vaina de vainilla y colamos.

Si usamos esencia nos saltamos el paso de infusionar.

En un cazo ponemos la leche, la nata, la sal y la vainilla, encendemos el fuego y le añadimos una pizca de sal.

Llevamos a ebullición (con que hierva una vez, es suficiente) apartamos del fuego y dejamos de momento, para seguir con otro proceso.

En un cuenco colocamos las yemas y el azúcar y con ayuda de unas varillas o maquina, blanqueamos las yemas.

Ahora vamos a mezclar la primera elaboración (leche, nata …) con el huevo.

Ponemos la mezcla en un cazo y ponemos a fuego bajo-medio.

Este punto es uno de los mas importantes. Calentamos sin que pase los 85º ya que si nos pasamos se nos cocinara la yema y cuajará, por eso es importante el uso de termómetro, pero aproximadamente será a los 4-5 minutos.

Una vez que hemos llegado a los 85º, añadimos la lecitina de soja y con ayuda de una batidora, la mezclamos muy bien, apagamos y dejamos enfriar.

Si tenemos una heladera, ponemos la mezcla, a continuación rellenamos el molde y al congelador.

Si no tenemos heladera, ponemos la mezcla en el recipiente donde lo vayamos a tener en el congelador.

A la hora y media, mas o menos (veremos que los laterales empiezan a estar duros) sacamos removemos y volvemos a introducirlo.

Y ya tendríamos listo nuestro helado de vainilla.

Si quieres ver más información sobre helados, puedes verla en esta página.

glasa real

Glaseado Royal para decorar galletas

Elaboración: 30 min      |      Cocción: 0 min      |      Listo en: 30 min
 

Ingredientes:

  • 2 clara de huevo
  • 560 gr azúcar glass
  • 1/2 lima zumo
  • 4 gotas de esencia de limón

Elaboración:

Batimos las claras de huevo, hasta que empiece a crear burbujas y echamos un cuarto del azucar glass.

Asi hasta 4 veces.

Añadimos el zumo de la lima y seguimos mezclando con ayuda de la batidora.

Añadimos la leche y dos cucharadas de azúcar glass y seguimos mezclando hasta que veamos que tiene la consistencia que queremos.

Si nos quedo liquida podemos añadir azucar glass y si nos quedo duro añadimos más leche.

Separamos la mezcla en los colores que vayamos a usar y añadimos el colorante a cada mezcla.

Ponemos cada mezcla de color en mangas o bolsas pequeñas y le abrimos muy poco con ayuda de una tijera la boquilla.

Para decorar delineamos sin llegar al borde de la galleta con el color que queramos y por dentro le ponemos color.

Para decorar encima hay que dejarlo secar.

galletas para decorar

Puedes usar nuestra receta de galletas, que son perfectas para decorar. Aquí tienes la receta

galletas para decorar

Masa de Galletas para decorar

Ingredientes:

  • 280 gr azúcar glass
  • 226 gr mantequilla
  • 1 huevo
  • 400 gr harina trigo
  • esencia de vainilla
  • Ralladura de naranja
  • 1 cta sal

Elaboración

Mezclamos los ingredientes secos, harina, sal y azúcar glass y reservamos.

A parte mezclamos el huevo, la ralladura de la naranja, la esencia de vainilla con ayuda de una batidora.

Cuando este bien mezclado añadimos la mantequilla a temperatura ambiente durante unos segundos y añadimos el azúcar glass, a velocidad baja/mediaa.

Agregamos la harina y vamos mezclando, veremos que da la sensación que nos hace falta líquido pero seguimos batiendo, veremos como nos va cambiando de textura, hasta que quede homogéneo.

Sacamos del bol y podemos amasar un poco, sin pasarse ya que las manos calientes nos influyen en la masa

Colocamos la masa entre dos papeles de horno, para estirar con el rodillo y estiramos la masa hasta que tenga un centímetro de grosor.

Cortamos las galletas con el cortador de formas que queramos.

Las galletas las ponemos sobre una bandeja de horno con un papel de horno encima.

Las colocamos y llevamos al frigorífico 45 minutos o 15 al congelador (muy importante que estén muy frías, para ese contraste de temperatura con el horno)

Precalentamos a 175º y metemos las galleras entre 15 y 18 minutos, o hasta que se vea que el borde de las galletas comienza a volverse dorado.

Sacamos las galletas y las dejamos enfriar por completo.

Ahora nos toca decorarlas con Glasa Real.

Te dejo la receta Aquí

Mantecados de limón

Más de un siglo de tradición

El origen del mantecaado se remonta al siglo XVI en el Convento de Santa Clara de Estepa, donde se conservan referencias a la elaboración de “Mantecados de Estepa” con recetas antiguas, y donde incluso tuvieron confiteros contratados para atender la demanda que les llegaba de otras províncias

Una receta exquisita

Referencias históricas constatan la tradición milenaria de repostería artesanal que hubo en Estepa. Estas recetas se concretan durante el siglo XVI, aunque es en el año 1870 cuando se produce el nacimiento y comercialización del mantecado tal y como lo conocemos hoy en día. En casi todos los hogares se producían las “tortas de manteca”, unos primitivos dulces elaborados a partir de manteca de cerdo, harina de trigo y el azúcar. Pero las de Micaela Ruiz Téllez gozaban de una gran reputación debido a su exquisito proceso de elaboración, ya que refinaba la harina, la tostaba y hacía más suave aquella primitiva elaboración. Aprovechando que su marido era transportista, inició la comercialización del “Mantecado de Estepa” y el “Polvorón de Estepa”

Con objeto de mejorar su sabor y de que los productos no se resintieran durante posibles desplazamientos largos, Micaela introdujo modificaciones en la elaboración, entre ellas el secado exterior, dejando el producto prieto y seco por fuera, a la vez que tierno en su interior.

Las modificaciones introducidas dieron lugar un producto de gran prestigio y reputación en el gremio pastelero. Con el paso del tiempo se había popularizado el consumo de estos productos durante las fiestas de Navidad, siendo creciente el número de industrias que se dedicaban a la elaboración de los mismos.

El número creciente de productores provoca que la primera Autoridad Local llame a los productores al autocontrol. En este sentido, Don Salvador Moreno Durán, Alcalde y Presidente del ilustrísimo Ayuntamiento de Estepa, el día 1 de Septiembre de 1927 se reúne con los fabricantes para firmar una serie de acuerdos que garanticen tanto la calidad del producto.

Vivir por y para el mantecado

Tras la guerra civil, la industria comenzó a desarrollarse rápidamente auspiciada por las ayudas recibidas del gobierno, que pretendía mantener las industrias locales a pesar de la escasez y el racionamiento. A mediados de los años 60 empieza a aparecer la figura de cooperativas para la adquisición de materias primas y puesta en común de las condiciones del sector.

Actualmente durante la campaña, Estepa se transforma en una ciudad que vive por y para los “Mantecados de Estepa” y “Polvorones de Estepa”. Por tradición, casi la totalidad de familias de Estepa participan en algunas de las labores que se desarrollan en las 19 fábricas que actualmente pertenecen a nuestro registro y producen “Mantecados de Estepa” y “Polvorones de Estepa”  . Este hecho hace que hoy en día, las empresas tengan un fuerte carácter familiar y vayan pasando de generación en generación, llegando algunas fábricas a ser dirigidas por la quinta generación familiar.

INGREDIENTES

  • 500 gramos de harina de trigo (no de fuerza)
  • 200 gramos de manteca de cerdo
  • 225 gramos de azúcar
  • 1 huevo M
  • 1 cucharada de canela molida
  • 1 limón rallado y exprimido
  • azúcar glas para espolvorear

PREPARACION

La harina, la tamizamos y en una sartén a fuego bajo, la ponemos a tostar un poco, tiene que coger un color avellana.

Es muy importante no dejar de remover durante 15-20 min, para que pierda su humedad y pierda el sabor a crudo de la harina. o también tenemos la opción de 30-40 minutos en el horno a 200º

Mientras dejamos que se enfríe la harina, ponemos en un bol, la harina, el azucar, la canela, la ralladura de limón el huevo y el zumo de limón y batimos todo hasta que este bien integrados los ingredientes.

Pasamos la harina por un colador o tamiz y la añadimos poco a poco a la mezcla anterior y seguimos mezclando.

Cuando tengamos la masa bien mezclada, la ponemos sobre una tabla que hemos expolvoreando un poco de harina por encima y amasamos con la mano añadiendo un poco mas de harina, sobre 30 gr mas. La cantidad nos la va a dar la masa, que no se rompa al amasar y que no se nos pegue en la mano.

Ponemos un papel de horno, lo ponemos encima de la masa y con ayuda de un rodillo, vamos extendiendo la masa, hasta que tenga un grosor sobre 2 cm.

Con ayuda de un cortapastas redondo o de la forma que más nos guste, vamos cortando los mantecados y los ponemos sobre la bandeja de horno en la que hemos puesto papel de horno en el fondo.

Precalentamos a 180º el horno arriba y abajo y los metemos sobre 12-16 minutos, ya que la harina esta tostada y no necesita mas tiempo de horno.

Sacamos cuando veamos que se ponen tostados por encima y le espolvoreamos azúcar glass (mejor con un colador para que salga más fino) y dejamos enfriar, para que no se nos rompan al manipularlos.

Quieres ver más recetas típicas de navidad, Aquí te dejo las mejores

sorbete-de-limon-al-cava

Sorbete de limón al cava

INGREDIENTES

1 tarrina de helado de limón (tipo sorbete)

1 Vaso de cava (250ml)

2 limones

PREPARACION

Sacamos tiras de la piel de los limones, o sino rallamos la piel y la reservamos para decorar.

Dejamos que la tarrina de helado se derrita un poco, lo justo para poder manipularla.

Con ayuda de una batidora, mezclamos el helado, el cava y el zumo de los limones.

Llevamos al congelador.

Cuando empecemos a comer/cenar, sacamos el sorbete y lo dejamos que vaya perdiendo el frio.

Para cuando hayamos llegado a la hora del postre estará listo para servir en copas de champán, pero si vemos que aún esta espeso, le damos una vuelta con la batidora de brazo o con unas varillas.

Y decoramos con las virutas de la piel del limón o si hemos conseguido hacer tiras, con las tiras.

Mousse-de-limón

Mousse de Limón

INGREDIENTES

  • 300 ml de leche condensada
  • 200 ml de nata
  • 375 g de yogur natural
  • Zumo de ½ limón
  • Rayadura de un limón entera
  • Hojas de menta para decorar

PREPARACIÓN

Semi montamos la nata, no tiene que tener mucha consistencia, pero que no este líquida.

En un bol a parte ponemos la nata, el yogur, la leche condensada, el zumo de medio limón y la rallamos la piel de un limón entero. Mezclamos toso con ayuda de una varilla o procesador de alimentos.

Mezclamos la nata semi montada con la mezcla anterior.

Rellenamos los recipientes donde vayamos a servirlos y tapamos con film transparente, para que no coja sabores ni olores de la nevera.

Dejamos enfriar mínimo de 2 a 3 horas en la nevera.

Galletas de jengibre y canela

Galletas de jengibre y canela

Elaboración: 15 min
Cocción: 35 min
Listo en: 50 min
 

Ingredientes

Cantidades para 24 unidades aprox.

450 gr. de harina

200 gr. de mantequilla

100 gr. de azúcar moreno

1 huevo mediano

80 gr de miel

2 cucharaditas de canela (opcional)

1 cucharadita de jengibre en polvo

Preparación

Primero vamos a mezclar los ingredientes secos por un lado y los húmedos por otro.

Mezclamos la Harina, el azúcar, la canela y el jengibre (si lo tamizamos todo junto mejor)

Por otro lado ponemos la mantequilla en «punto» Pomada, osea, blanda sin estar liquida y la mezclamos con el azúcar, podemos ayudarnos de una varilla o maquina de brazo o robot, lo que tengamos mas a mano.

Cuando veamos que el azúcar esta bien integrado añadimos el huevo y dejamos que se mezcle.

Ya añadimos el ingrediente húmedo que nos queda, la miel.

Cuando veamos que esta bien mezclado, vamos añadiendo la mezcla de ingredientes secos que tamizamos antes poco a poco y a vel. media.

Vamos añadiendo poco a poco la mezcla seca, hasta que este bien mezclado. OJO (no mezclar en exceso, ya que nos podrían quedar duras las galletas)

Ahora vamos a dividir en dos partes toda la masa, hacemos un rectángulo con cada parte y las envolvemos en papel film transparente separadas y las metemos en la nevera, entre 15 y 20 min. Este tipo de masas necesitan estar frías, para poder trabajarlas mejor y que no se pegue luego al rodillo.

Ahora vamos a estirar uno de los bloques, podemos usar dos guías, para que tengan el grosor que nosotros queramos o bien a ojo.

Una vez estirada, lo ideal seria volver a meterla en la nevera, ya que la masa del rodillo ha cogido temperatura y si las cortamos ahora, pueden perder la forma en el horno. Con otros 45-60 minutos bastaría.

Pasado ese tiempo, encendemos el horno a 180 ºC, sacamos la masa estirada de la nevera y preparamos una bandeja con papel de horno.

Cortamos con el cortapastas que tengamos la forma de la galleta, hombre de jengibre, árbol de navidad, papa noel, redonda, cuadrada, lo que más nos guste ¡¡¡

Colocamos las galletas encima del papel de horno, dejando una separación de unos 2-3 cm entre unas y otras, para que no se peguen.

Cuando veamos que los bordes de las galletas empiezan a oscurecerse, significa que ya están listas, las sacamos y dejamos reposar 2-3 min. y seguimos horneando el resto de galletas.

Mona de Pascua

Mona de Pascua tradicional

HISTORIA Y ORIGEN DE LA MONA DE PASCUA

Se cree que el origen del nombre de la mona de Pascua, proviene del término árabe ‘munna’, que significa “provisión de la boca”, regalo que hacían los moriscos a sus señores. Sinónimo de fertilidad, esperanza y renacimiento.

Es un bollo hecho de harina, huevo, azúcar y sal. Su elaboración requiere que seamos pacientes. Es similar a la masa del roscón de reyes. Simboliza que la cuaresma y con ella sus abstinencias se han acabado.

Se dice que el pueblo con más fama en la fabricación de monas de Pascua se llama Alberique, en la provincia de Valencia. En los pueblos cercanos a la zona se consumen durante todo el año con el nombre de ‘pan quemado’ o ‘toña’. En muchas ocasiones son figuras de serpientes, lagartijas, o la típica mona redonda. La mona tradicional, mantiene los huevos cocidos que en algunos lugares suelen ir pintados de colores, con plumas o incluso con pollitos. En Menorca suelen ir cubiertos de merengue.

Como costumbre se consume durante la hora de la merienda, siendo un gesto típico cascar el huevo en la frente de otra persona, acompañada de la también típica longaniza de Pascua.

«Sabías que… en la mitología egipcia, el huevo simboliza la importancia del Ave Fénix que se quemó en su nido y más tarde volvió a renacer. O en los mitos hindúes se sostiene que el mundo se originó de un huevo.»

La mona de Pascua es típica de las regiones aragonesa, valenciana, catalana, castellano – manchega y de ciertas zonas de la región de Murcia. Aunque se podría decir que es una costumbre que está extendida por todo el mundo. Se dice que pudo nacer en Rusia, allí los monjes ortodoxos mantienen la tradición judía de celebrar la Pascua la primera noche, del primer viernes después de la primera luna de primavera.

Ya a principios del siglo XIX, en Europa, italianos, franceses y alemanes ya empezaron a elaborar huevos a base de chocolate con regalos en su interior como los actuales huevos Kinder.

La novedad se popularizó entre los cristianos rusos y, así, el huevo de Pascua entró a formar parte de una de las costumbres más curiosas de la Semana Santa.

Pero es en España donde se podría decir que más ha arraigado la costumbre. Elaboradas por auténticos maestros pasteleros, que utilizando su imaginación dan vida a creativas y divertidas figuras de chocolate. Hasta el punto de que mayores y pequeños quedamos perplejos al ver esculturas de chocolate tan espectaculares.

Es tradición que o bien los padrinos, o los abuelos, sean los que regalen la Mona a su ahijado/a el Domingo de Pascua después de la misa. Poniendo en ella el mismo número de huevos que años tenga el niño. Realizándose de esa manera hasta su primera comunión o cumplidos los doce años de edad.

Reunirse con la familia o amigos y comer juntos es algo típico. El Lunes Santo para muchos ha terminado siendo el día de la Mona de Pascua.

La mona de pascua es un postre tradicional de semana santa muy apreciado en nuestro país. Se trata de una especie de bizcocho donde se termina con un huevo por encima, luego contaremos el porqué se pone el huevo. Es muy típico de la comunidad valenciana y Murcia, pero actualmente lo tenemos por todo el país.

Este postre de semana santa recuerda mucho al roscón de reyes debido a a que lleva agua de azahar. El agua de azahar se produce destilando la flor de azahar del naranjo. Tiene una gran aroma y se usa en muchísimos postres como el roscón de reyes, la corona de la Almudena o el típico bollo suizo y cómo no, en esta receta de mona de pascua.

Esta receta le debemos de hacer con calma, porque lleva un prefermento y dos levados. Os aconsejo prepararla desde el viernes por la noche para poder hornearla el domingo y poder disfrutarla el domingo de pascua que es cuando se debe de comer (tradicionalmente).

El origen de la mona de pascua está en la gastronomía árabe. La mona de pascua significa mounna que es “provisión a la boca”, este postre lo ofrecían los musulmanes a sus invitados. Tradicionalmente en nuestro país el padrino regala a su ahijado la mona de pascua el domingo de pascua para tomar ese domingo y el lunes de pascua.

¿PORQUE LOS HUEVOS DE PASCUA EN LA MONA DE PASCUA?

Todos sabemos que en cuaresma no se puede comer carne, pues en la edad media tampoco se permitían comer lácteos y huevos, por ello los huevos se pintaban en las casas y cuando pasaba el domingo de pascua se comían, una tradición que seguimos teniendo en la actualidad.

En algunas regiones ya tenemos los huevos de chocolate tradicionales que los hacen de mil maneras en las pastelerías, así como figuras de chocolate de todo tipo.

Este postre es fácil de hacer pero al igual que el roscón, lleva mucho tiempo hacerlo porque tiene varios levados. Sí decides hacer la mona de pascua casera ponte manos a la obra porque tardarás un día y pico entre levado y levado.

DULCES DE SEMANA SANTA

La semana santa es una época muy buena para los amantes de la gastronomía y está repleta de recetas de semana santa. A parte de un clásico potaje de vigilia, tenemos un montón de recetas fáciles de postres de semana santa en esta época, muchas de ellas tradicionales y otras han ido evolucionando con nuevas técnicas. La que vemos es la mona tradicional de pascua.

Comenzamos con el más clásico, las torrijas. Un postre de aprovechamiento que se hace con pan duro y leche con canela, aunque tradicionalmente se empapaban en vino, de ahí la frase de “cogerse una torrija”.

Si entráis en esta pagina “Postres de semana santa” encontrareis postres típicos de estas fechas.

Pre-fermento: 12h : Elaboración: 30 min Cocción: 30 min Listo en: 13h

Ingredientes

(Para el Prefermento) Lo prepararemos el día anterior.

  • 100 gr harina de fuerza
  • 70 ml de agua
  • 15 gr de levadura fresca

(Para la masa)

  • 400 gr. de harina de fuerza
  • 12 gr. de levadura fresca
  • 3 huevos
  • 200 gr. de azúcar blanco
  • 70 gr. de aceite de oliva
  • 1 ralladura de naranja
  • 20 ml. de esencia de azahar
  • 4 gr. de sal

Preparación

1

El día anterior a preparar la mona de pascua, prepararemos el prefermento. En un bol mezclamos la harina, la levadura y el agua. Mezclamos bien y dejamos fermentar en la nevera toda la noche bien tapado. Al día siguiente lo sacamos 1 hora antes de comenzar a elaborar, para que pierda el frio.

2

Comenzamos a elaborar la masa, primero mezclamos todos los ingredientes líquidos (los huevos, el aceite y el agua de azahar).

3

Agregamos el prefermento,, la ralladura de naranja, el azúcar, la levadura y mezclamos todos los ingredientes.

4

añadimos la sal a la harina y poco a poco vamos añadiendo a nuestra masa hasta que tengamos todo bien integrado.

5

Ahora viene el trabajo duro, comenzamos a amasar ya que tenemos que desarrollar todo el gluten a la masa y conseguir que se quede elastica y lisa.

Nos ayudaremos poniendo un poco de harina sobre la encimera y amasaremos estirando bien la masa.

6

Cogemos un bol lo enbadurnamos con aceite todas las paredes y ponemos la masa dentro, bien tapada con un trapo o film.

Lo ideal es dejarlo en un sitio donde no haya corrientes de aire, como una alacena, el horno (apagado), el microhondas, hasta que nos duplique el volumen.

7

Una vez veamos que haya doblado su volumen, partimos en dos bolas la masa y volvemos a bolear.

8

Hacemos la forma de la mona de pascua que más nos guste y ponemos los huevos duros o huevos cocidos encima y volvemos a dejar levar hasta que doble el volumen.

9

Precalentamos el horno a 180º, batimos un huevo y con ayuda de un pincel, pintamos toda la mona de pascua, en un pequeño bol ponemos azucar y le echamos unas gotas de agua, con ese azucar mojado lo pondremos por encima de la mona de pascua.

Metemos la mona en el horno de 25 o 30 minutos a 180º sabremos que esta en el momento que este la parte superior doradita.

Espero que os guste ¡¡¡

Y si queréis ver mas recetas de Postres de semana Santa pincha Aquí.

Tarta 3 chocolates

Elaboración: 90 min Cocción: 12 min Listo en: 3h 30 min  

Existen muchos tipos de tarta 3 chocolates, de echo en mi web, hay varias recetas, pero si es cierto que como fácil, esta se lleva la palma. Esta tarta 3 chocolates tiene un sabor impresionante ¡¡¡

Como veis el molde también ayuda a conseguir una terminación más fácil, os pondré en breve la misma receta con otro molde diferente y otra decoración, pero de momento vamos a por esta.

Como ya indico más abajo, el orden puede ser el que nosotros queramos, el que yo uso siempre es blanco arriba, chocolate con leche en el medio y chocolate negro abajo.

También tendremos que mirar el tamaño del molde, ya que la receta tiene una capacidad de aproximados 1.7 Litros.

Aunque ese es el menos de los problemas, ya que se puede adaptar o el sobrante usarlo en un molde más pequeño, SIEMPRE HAY UNA SOLUCIÓN ¡¡¡

Ingredientes

  • 750 ml de nata para montar 35%
  • 750 ml de leche
  • 120 gr de azúcar
  • 26 gr. de cuajada ( 3 Sobres)
  • 150 gr. chocolate blanco.
  • 150 gr. chocolate con leche.
  • 150 gr. chocolate negro.

Preparación

Vamos a preparar la primera capa, en mi caso preferí poner la capa de chocolate blanco en la parte superior, si os gusta al revés cambiar el orden.

Nata y Chocolate blanco

Por un lado, mezclamos 250 ml de leche con 1 sobre de cuajada (12 gr.).

Mientras en un cazo, ponemos 250 ml de nata junto con los 150 gr. de chocolate blanco (yo os aconsejo un chocolate blanco que tenga sabor, ya que si cogemos uno marca blanca, no vamos a notar mucho el sabor ya que al mezclarlo con la nata perderá bastante sabor.

Ponemos el cazo a fuego medio y cuando este disuelto el chocolate blanco en la nata, añadimos la mezcla de leche y cuajada.

Seguimos removiendo hasta que empiece a hervir, que retiraremos y en pasaremos al molde en el que vayamos a preparar la tarta.

Dejamos entibiar un poco antes de meter en la nevera para que cuaje, sobre 15 minutos y lo metemos en el frigo.

Pasados 20 minutos de meter en frío, seguimos con la segunda capa.

Por un lado, mezclamos 250 ml de leche con 1 sobre de cuajada (12 gr.) y 50gr. de azúcar.

Mientras en un cazo, ponemos 250 ml de nata junto con los 150 gr. de chocolate con leche.

Ponemos el cazo a fuego medio y cuando este disuelto el chocolate con leche en la nata, añadimos la mezcla de leche, cuajada y el azúcar.

Seguimos removiendo hasta que empiece a hervir, que retiraremos y en pasaremos al molde en el que vayamos a preparar la tarta.

Dejamos entibiar un poco antes de meter en la nevera para que cuaje, sobre 15 minutos y lo metemos en el frigo.

Vamos a por la tercera y última, en mi caso como os dije, la mas oscura, la de chocolate negro.

Por un lado, mezclamos 250 ml de leche con 1 sobre de cuajada (12 gr.) y 70 gr. de azúcar

Mientras en un cazo, ponemos 250 ml de nata junto con los 150 gr. de chocolate negro cortado en trozos, para que sea más fácil que se disuelva.

Ponemos el cazo a fuego medio y cuando este disuelto el chocolate negro en la nata, añadimos la mezcla de leche, la cuajada y el azúcar.

Seguimos removiendo hasta que empiece a hervir, que retiraremos y en pasaremos al molde en el que vayamos a preparar la tarta.

Dejamos entibiar un poco antes de meter en la nevera para que cuaje, sobre 15 minutos y lo metemos en el frigo.

Lo dejaremos enfriar como mínimo 6 horas antes de desmoldar, si quereis añadir algún tipo de decoración, la acepta bien, eso si, hay que tener en cuenta que la consistencia no es dura como si tuviera bizcocho, por lo que no se le puede cargar mucho peso en decoraciones.

Puedes ver el vídeo de como lo desmolde Aquí

Espero que disfrutéis de esta tarta de 3 chocolates, es una tarta muy socorrida y al final el resultado como veis en la foto merece la pena, tanto visualmente como en el sabor ¡¡¡

Si quieres ves mas recetas de Tartas, Aquí te dejo el enlace .

Tarta de queso con chocolate blanco, caramelo y lacasitos

Elaboración: 40 min
Cocción: 10 min
Listo en: 50 min

Hay productos que encantan a los mayores y a los niños, y por eso vamos a hacer alguna cosa mezclando los lacasitos de toda la vida y las tartas de queso, de ahí sacamos la Tarta de queso con chocolate blanco, caramelo y lacasitos, y si encima le ponemos una capa de caramelo …. solo hay una palabra que lo define, im-presionante ¡¡¡

Si conseguís que pasen las horas con la tarta en frío y no sois capaces de probarla, es que no sois muy larpeiros (apasionado a los dulces )

Ingredientes

Para la base:

  • 300 gr de galletas tipo Digetive
  • 100 gr de mantequilla.
  • 1 tubo pequeño de Lacasitos

Para el relleno

  • 150 ml de nata para montar
  • 100 gr de chocolate blanco
  • 700 gr de queso crema.
  • 100 gr de azúcar.
  • 4 Huevos
  • 1 pizca de sal
  • 1 chta de extracto de vainilla
  • 1 ch de maicena

Para el caramelo

  • 15 gr de mantequilla
  • 45 gr de azúcar moreno
  • 60 ml de nata para montar
  • 1 pizca de sal
  • 1/4 de cucharadita de vainilla

Para decorar

  • Lacasitos

Preparación

1

Forramos un molde de 18 cm con papel y precalentamos a 160ºc el horno

Trituraremos las galletas y los Lacasitos, derretiremos la mantequilla y mezclamos. Colocamos en la base y laterales. Reservamos en frío.

2

Llevaremos a ebullición la nata, y fuera vertemos sobre el chocolate blanco. Removemos, Reservaremos.

3

Batimos el queso en la batidora, a velocidad baja y añadimos el azúcar, después la maicena, añadimos la mezcla de chocolate y la nata que teníamos reservado y mezclaremos, añadiremos la vainilla. Vamos añadiendo los huevos, uno a uno y por ultimo salamos. vertemos la mezcla sobre la base de galletas.

4

Hornearemos 70 minutos a 160 grados. Dejamos enfriar y al frío.

5

SALSA DE CARAMELO. Derretiremos la mantequilla y cocemos a fuego medio en un cazo, junto con el azúcar, la nata y la sal, retiramos del fuego y añadimos la vainilla.

Cuando vayamos a servirlo, desmoldamos, llenamos de caramelo la superficie y de lacasitos.

 

Si quieres ves mas recetas de tartas de queso, Aquí te dejo el enlace .