cocina@cocinayaroma.es

Almeria

migas almeria

Migas de Sémola de trigo de Almería

Historia:

Las migas es un plato típico de nuestra gastronomía elaborado principalmente con pedazos de la miga de pan tostado acompañadas de carnes y verduras picadas. Por su sencillez, hasta el siglo XX ha sido un alimento básico para agricultores y ganaderos trashumantes.

Sin embargo, diversas teorías apuntan que las migas se introdujeron en la Península Ibérica durante la invasión árabe y que su origen está relacionado con el apreciado tharid musulmán. Dado que según la tradición éste era el plato favorito de Mahoma, lejos de ser una receta popular, se trataba de un gran obsequio para las personas distinguidas que visitaban palacios y casas de alta enjundia.

Posteriormente, durante la Reconquista las migas siguieron siendo populares entre los reyes cristianos. Aunque les añadieron productos del cerdo para distinguirse de las creencias musulmanes.

Pese a estos inicios aristocráticos, por su aporte calórico el plato fue popularizándose en el mundo rural, sobre todo, entre pastores trashumantes. Estos llevaban trozos de pan en sus zamarras para hacer frente a las duras caminatas. Así, cuando el pan se les quedaba duro, lo humedecían y lo sofreían en grasa de animal.

A partir del siglo XX han surgido muchas variantes de este plato típico y sabroso: con chorizo, con huevo frito, con patatas fritas, con uvas… Eso sí, siempre con la misma base consistente en pan desmigado y un elemento graso donde sofreírlo.

Migas de Sémola de trigo de Almería

0 from 0 votes
Receta de icorton Plato: Andalucia, TapasCocina: PrimeroDificultad: Medio
Cook Mode

Keep the screen of your device on

Servicios

4

personas
Tiempo cocinado

15

minutos
Calorias

300

kcal
Total time

1

hora 

10

minutos

Ingredientes

  • Semola de trigo

  • Agua

  • 3 Ajo

  • 1/2 Kg boquerón

  • 1 Chorizo

  • 1 Morcilla (Opcional)

Paso

  • En una sartén honda, yo tengo un wok solo para eso, ponemos aceite y freímos los pimientos, cuando estén listos, los sacamos y reservamos.
  • En el mismo aceite freímos la morcilla y el chorizo que cortaremos en rodajas, reservamos.
  • Seguimos con el mismo aceite y freimos los ajos sin pelar y aplastados, sin que se doren los retiramos y añadimos todo el agua con mucho cuidado, ya que puede saltar el aceite. Lo mejor es sacar el wok del fuego, poner el agua y volverlo a poner en el fuego y echamos sal, todo esto a fuego alto.
  • Cuando el agua comience a hervir, echamos la sémola y ponemos el fuego a medio.
  • Empezamos a marear las migas, moviendo sin parar, removiendo bien para que se suelten, todo esto durante 15 minutos, que ya estarán listas.
  • Sacaremos para ir emplatando y freiremos el pescado
  • En un plato ponemos las migas y podemos poner el chorizo, la morcilla, los pimientos y el pescado en el mismo plato o ponerlo separado para que la gente se sirva.

Notas

  • Las migas por tradición se hacen de pan, la sémola es una forma más rápida, ya que no tenemos que esperar a que se ponga duro el pan, compramos en el super un paquete de sémola y ya podemos hacer las riquísimas migas.
  • Si quieres conocer más comidas típicas de Andalucía

Did you make this recipe?

Tag @cocinayaroma on Instagram and hashtag it #cocinayaroma

Like this recipe?

Follow us @cocinayaroma on Pinterest

Quieres hacer esta receta ?

Like us on Facebook

chinito tipico almeria

(Dulce típico Almería) Chinitos

Elaboración: 15 min
Cocción: 35 min
Listo en: 50 min
 

Hoy vamos a por uno de los dulces típicos de Almería, los chinitos, y aunque a primera vista parezca pequeñito, ojo ¡¡¡ que es contundente ¡¡¡

Ingredientes

Para el brioche:

  • 500 gr.harina de fuerza
  • 100 ml. leche
  • 100 gr. mantequilla
  • 60 gr. azúcar
  • 25 gr.levadura fresca
  • 1 cucharadita de sal
  • 4 huevos

Para la falsa yema pastelera:

  • 250 gr agua
  • 200 gr azúcar
  • 60 gr maicena + 50 gr azúcar
  • 1 ch vainilla
  • colorante (o azafran)

Cobertura:

  • 180 gr. chocolate postres Nestlé
  • 50 gr. mantequilla
  • 50gr nata

Preparación

1Para el brioche Templamos la leche, a 37º y disolvemos la levadura dentro, es importante que no sea a mas temperatura, o se nos moriría.   En un bol ponemos la harina, y en el medio añadimos la leche con la levadura, el azúcar y los huevos batidos con la sal, comenzamos a remover con una espátula para mezclar los ingredientes. Formamos una bola y la dejamos reposar dentro del bol para que descanse, aproximadamente 1 hora. Pasado ese tiempo amasamos añadiendo poco a poco la mantequilla en dados y amasamos hasta que toda la mantequilla se integre Cuando la masa esté lisa y elástica formamos 6 bolas y  las dejamos fermentar sobre la bandeja de horno cubierta de papel de horno, tapadas con un paño de algodón fino hasta que doblen su volumen. Es importante dejar bastante separación entre ellos, ya que tienden a subir mucho.

Para la falsa yema pastelera Cocinar el azúcar y el agua hasta que empiecen a espesar, añadir la harina tamizada con el azúcar, la esencia y el colorante,  y seguir removiendo bien con unas varillas hasta que espese. Reservar y dejar que se enfríe antes de utilizar.

Igualamos la superficie, y horneamos a 180º durante 35-40 min.

Sacamos, reposamos 5 min. y pasamos a una rejilla, para evitar que coja humedad en la base.

3Para la cobertura de chocolate

Calentar la nata con la mantequilla troceada en un cazo sin que llegue a hervir, añadir el chocolate troceado y remover bien hasta que se disuelva. Dejar templar.

MONTAJE

Llega la hora de dar la forma a nuestro “CHINITO

Primero cortamos por la mitad en horizontal el Brioche, ponemos una capa bien generosa de “Falsa yema”.

La parte de arriba del Brioche, la bañamos en el chocolate, intentando que cubra la mayor parte posible, y la ponemos encima de una rejilla para que escurra y seque bien.

Una vez seco el chocolate, ponemos encima de la parte llena de yema, y cortamos por la mitad en vertical.

Por el interior de la parte cortada la llenamos de yema también, ya que buscamos un contraste entre el chocolate, la yema y el Brioche.

Aunque de sensación de que es mucha yema no te preocupes, no se notara tan dulce después.

Si quieres ver más recetas entra en mas recetas desde Aquí

Ajoblanco receta tradicional

Ajoblanco receta tradicional

El Ajoblanco receta tradicional se remonta, según se dice, como mínimo a los siglos de dominación árabe en la región. Se especula con su origen romano e incluso griego. Sobre su origen romano, podemos remontarnos a Apicio y su receta de una especie de crema incluida en su Libro Cuarto, llamada sala cattabia. Así pues, a decir de Álvaro Cunqueiro,

«Roma conoció el ajo blanco con almendras sicilianas, dorado aceite de la Campaña, y gordas, transparentes uvas de Albano.» 

Posteriormente, siguiendo la costumbre romana, en el Imperio Bizantino también se elaboraba esta preparación, que se usaba para rociar las tortugas cocidas con laurel. Era esta en una sopa con la que se obsequiaba en Constantinopla al emperador cuando éste iba a hacer reverencia a San Basilio y a San Gregorio Nacianceno. En el año 1254 los teólogos bizantinos llevaron a Lyon esta sopa, en un movimiento de acercamiento a los obispos de Roma para arreglar el cisma entre las dos iglesias, en un momento de gran presión de los Turcos sobre el Imperio Bizantino.

De todas formas, hoy la invención del ajoblanco se la disputan popularmente Málaga y Granada, y algunos estudiosos la centran en la zona de la Axarquía malagueña, siendo la localidad de Almáchar la que la reivindica con más contundencia. Allí se celebra, desde 1968, todos los años el primer sábado de septiembre la fiesta en celebración del ajoblanco.

El ajoblanco y el gazpacho

Al ajoblanco se le tiene por muchos como el precursor del actual gazpacho. Podríamos llamarlo la madre de todos los gazpachos, ya que es muy anterior a la llegada de tomates y pimientos a la península, ingredientes estos que los definen.

El ajoblanco forma parte de la familia de las sopas y cremas frías de la región, consumidas especialmente en verano. Gazpacho, salmorejo, porra fría, sopa de pepino, zoque, etc. Aunque están ligadas a la tradición, se adaptan con creatividad a cada zona y ayudan a combatir el calor mientras se degusta un poco de historia. Una preparación similar en cuanto a ingredientes sería el gazpachuelo malagueño, aunque este se consume caliente

Si quieres ver más recetas entra en Recetas de salsas

Ajoblanco receta tradicional

0 from 0 votes
Receta de icorton Plato: Andalucia, Cremas
Cook Mode

Keep the screen of your device on

Raciones

4

raciones
Tiempo de preparación

30

minutos
Tiempo de cocinado

40

minutos
Calorías

300

kcal

Ingredientes

  • 220g de almendras peladas

  • 100 gramos de pan duro (sin corteza)

  • 600 ml. de agua fría

  • 4 dientes de ajo, picados en trozos

  • 200 ml. de aceite de oliva virgen extra

  • 2 cucharadas de vinagre de Jerez

Paso

  • Remojamos el pan durante 10 minutos en agua fría.
  • Pasado este tiempo apartamos y lo escurrimos para que no esté totalmente empapado.
  • Tostamos las almendras en una sartén hasta que cojan algo de color, entonces las dejamos y las dejamos que se enfríen.
  • En un vaso de la batidora ponemos el pan escurrido y las almendras restantes y batimos.
  • Añadimos un poco de agua y seguimos batiendo la mezcla en torno a un minuto hasta que esté finamente molida.
  • Vamos añadiendo lentamente el agua
  • Añadimos el ajo, el aceite y el vinagre.
  • Batimos la mezcla hasta que esté suave y sin grumos.
  • Probamos y sazonamos al gusto.
  • Dejamos que la mezcla se enfríe al menos dos horas en el frigorífico.
  • Podemos servir la sopa en boles o platos hondos, y podemos acompañar con uvas y un chorro de aceite.

Did you make this recipe?

Tag @cocinayaroma on Instagram and hashtag it #cocinayaroma

Like this recipe?

Follow us @cocinayaroma on Pinterest

Quieres hacer esta receta ?

Like us on Facebook