cocina@cocinayaroma.es

Tartas

suspiros del amante de teruel

Suspiros del amante de Teruel

Hoy os traigo un dulce típico de Teruel, Suspiros del amante de Teruel. Dicen que historias célebres de amor como la de Romeo y Julieta e Isabel y Diego son historias de amor milenarias.

En la historia de Teruel hay una historia de amor que prevalece sobre todas, la de Isabel de Segura y Diego de Marcilla. Según la leyenda y tal como nos cuentan en la web de las bodas de Isabel, a principio del siglo XIII, Diego regresa a Teruel después de muchas batallas.

“Diego está enamorado desde niño de Isabel de Segura con un sentimiento correspondido. Pero mientras que ella es de una familia importante, él es hijo segundo de otra más modesta. Sin embargo, el padre de Isabel accede a darle cinco años de tiempo para enriqueciese, tras los cuales y con este requisito podrá desposar a Isabel.

Corre el año 1.217. El mismo día que cumple el plazo, Diego regresa a Teruel.

Al poco de llegar, es informado de que el ambiente festivo y engalanamiento de la villa se debe a que Isabel de Segura acaba de desposarse. La presión de la familia y un pretendiente muy principal, han acelerado el enlace.

Los sentimientos de Diego son contradictorios: cólera, pesar, desazón, rabia… Decide ir al encuentro de su amada, para escuchar de su boca que se ha casado con Pedro Fernández de Azagra, hermano del Señor de Albarracín.

Le pide un beso a Isabel, pero ella se niega porque ahora pertenece a otro hombre. Diego no resiste la negativa, es como si algo se le rompiera por dentro. Cae fulminado al suelo. Ha muerto.

Al día siguiente, las campanas de boda han trocado sus tañidos por los de funeral. Una comitiva triste y silenciosa transporta el cadáver del infortunado amante depositándolo en el templo. Cuando van a comenzar los funerales, sale de entre el gentío una mujer con la cara velada que se acerca al fallecido: es Isabel de Segura.

Destocándose, se acerca a su amado para darle el beso negado en vida, lo deposita en sus fríos labios y se desploma muriendo sobre él. La tradición asegura que murieron de amor, por eso fueron enterrados juntos, y juntos han permanecido hasta hoy”.

Si te gusta la Gastronomía de Aragón, te dejo la página Recetas de la Comunidad de Aragón

Suspiros del amante de Teruel

0 from 0 votes
Receta de icorton
Cook Mode

Keep the screen of your device on

Raciones

4

raciones
Tiempo de preparación

30

minutos
Tiempo de cocinado

40

minutos
Calorías

300

kcal

Ingredientes

  • Masa quebrada (receta)

  • 125 gr de mantequilla

  • 70 g de azúcar

  • 6 quesitos tipo Caserío (quesos cremosos en porciones individuales que vienen en un empaque circular; marca alternativa: La Vaca que Ríe)

  • 3 rebanadas de queso Havarti

  • 2 huevos

  • Azúcar glass (impalpable) para decorar

Paso

  • Precalentar el horno a 180° C.
  • Extendemos con un rodillo la masa quebrada y rellenamos los moldes
  • Pinchamos la masa con un tenedor y rellenamos los moldes con garbanzos, para evitar que la masa se baje en el horno.
  • Hornear durante 10 minutos.
  • En un cazo derretimos la mantequilla junto con el azúcar.
  • Agregamos los quesos y mezclarlos muy bien junto con la mantequilla hasta que se derritan y se integren.
  • A fuego lento, añadimos los huevos batidos, la mezcla irá espesando poco a poco, cuando veamos que va a romper a hervir, apagaremos el fuego y retiraremos la cazuela para que enfríe.
  • Rellenamos las tartaletas con la mezcla de queso.
  • Hornear de 25 a 30 minutos o hasta que la superficie esté dorada.
  • Retirar del horno, dejar enfriar y decorar con azúcar glass.

Did you make this recipe?

Tag @cocinayaroma on Instagram and hashtag it #cocinayaroma

Like this recipe?

Follow us @cocinayaroma on Pinterest

Quieres hacer esta receta ?

Like us on Facebook

Red-Velvet

Red velvet con remolacha

Historia Red Veltet con remolacha

Existen varias teorías y leyendas en cuanto al origen de esta curiosa tarta. Una de ellas dice que su origen se remonta al siglo XIX en donde se utilizaba cocoa para suavizar la textura de los pasteles y por ello recibían el nombre de “terciopelos”.

Otra historia afirma que el pastel surge durante la Segunda Guerra Mundial ya que los alimentos eran sumamente racionados y los panaderos hacían uso del jugo de remolacha para mejorar el color de sus pasteles y hacerlos rendir más dado que mantenía la humedad de los bizcochos.

Una leyenda urbana le da todo el crédito al hotel en Nueva York llamado Waldorf-Astoria que creó el pastel “red velvet” en los años 30. Se cuenta que un cliente lo probó y le gusto tanto su sabor que decidió pedirle a la cocina del hotel la receta, esta se la hicieron llegar con un recibo de 350 dolares. La señora enfurecida decidió demandar al hotel y tomo la receta y comenzó a repartirla entre personas de la calle. A partir de allí el pastel de red velvet adquirió fama.

En Canadá el pastel era muy conocido en los restaurantes y pastelerías de la cadena de centros comerciales Eaton’s en las décadas de los 40 y 50. Promovida como una receta exclusiva de Eaton’s, donde los empleados que la conocían juraban silencio, mucha gente creía erróneamente que el pastel era invención de la matriarca de la cadena, Lady Eaton.

Red velvet con remolacha

5 from 2 votes
Receta de icorton
Cook Mode

Keep the screen of your device on

Raciones

4

raciones
Tiempo de preparación

30

minutos
Tiempo de cocinado

40

minutos
Calorías

300

kcal

Ingredientes

  • Para el bizcocho
  • 200 gr remolacha (cocida menos color, cruda más color)

  • Zumo de 1 limón

  • 2 ch vinagre

  • 125 gr yogur griego sin azúcar

  • 125 gr mantequilla

  • 200 gr de azúcar

  • 2 huevos

  • 1 ch vainilla

  • 250 gr de harina

  • 2 cucharaditas de levadura química

  • Para la cheesecream
  • 125 gr de mantequilla ablandada a temperatura ambiente

  • 250 gr de queso crema

  • 200 gr de azúcar glass

Paso

  • Para el bizcocho
  • Precalentamos el horno a 150ºC
  • Preparamos el molde con papel de horno
  • Pelamos y troceamos la remolacha en cubitos pequeños y colocamos en un vaso de licuadora, junto con el zumo del limón, el vinagre y el yogur griego. Batimos hasta obtener un puré fino.
  • En un bol, batimos la mantequilla con el azúcar hasta obtener una mezcla homogénea y cremosa.
  • Añadimos los huevos de uno en uno, sin agregar el siguiente hasta que esté el primero perfectamente integrado.
  • Añadimos el puré de remolacha que preparamos, y la vainilla. La masa puede tener cierta apariencia “cortada” pero es normal.
  • En otro bol, tamizamos la harina, el cacao y la levadura química. Mezclamos.
  • Añadimos esta mezcla seca a la anterior y mezclamos con una espátula o cuchara hasta que esté todo bien integrado.
  • Vertemos la mezcla final en nuestro molde y horneamos por unos 40-45 minutos
  • Para la cheesecream
  • Batimos la mantequilla y azúcar glass hasta que quede una mezcla cremosa y blanquecina.
  • Añadimos el queso crema y batimos a velocidad máxima
  • Montaje de la tarta
  • Una vez fui el bizcocho lo partimos en 3
  • Colocamos la base del bizcocho y la cubrimos de crema
  • colocamos la segunda capa y cubrimos de crema
  • Metemos en la nevera para que enfríe por lo menos una hora.

Did you make this recipe?

Tag @cocinayaroma on Instagram and hashtag it #cocinayaroma

Like this recipe?

Follow us @cocinayaroma on Pinterest

Quieres hacer esta receta ?

Like us on Facebook

Tarta de queso | Cheesecake de Aguacate y lima

Estamos en una época en la que buscamos platos, bajo en calorías, por eso hemos dejado de lado los postres. Por eso mismo hoy os traigo la receta de Tarta de queso | Cheesecake de Aguacate y lima, una tarta que incluye aguacate y lima, con un sabor delicioso y muy fácil de hacer.

Si quieres ver otras Recetas de Postres o Recetas de tartas.

Tarta de queso | Cheesecake de Aguacate y lima

0 from 0 votes
Receta de icorton Plato: PostresCocina: PostreDificultad: Fácil
Cook Mode

Keep the screen of your device on

Raciones

4

raciones
Tiempo de preparación

30

minutos
Tiempo de cocinado

40

minutos
Calorías

300

kcal

Ingredientes

  • 300 gr de queso crema
  • 300 ml de nata líquida

  • 2 aguacates

  • 2 limas

  • 200 gr de azúcar

  • 3 chtas de gelatina en polvo

  • 250 gr de galletas

  • 100 gr de mantequilla

Paso

  • Ponemos las hojas de gelatina en agua.
  • Trituramos las galletas, añadimos la mantequilla derretida y mezclamos hasta obtener una masa homogénea.
  • Distribuimos la masa de galletas sobre el molde y con ayuda de una cuchara aplastamos hasta cubrir el molde y obtener una capa uniforme.
  • Rallamos las limas, y exprimimos para obtener el zumo.
  • Cortamos los aguacates, retiramos el hueso y extraemos el interior. 
  • Mezclamos el queso crema y el azúcar hasta obtener una crema.  Incorporamos el aguacate, la lima y la ralladura de la lima.  Batimos hasta obtener una crema homogénea. 
  • Calentamos la gelatina en el microondas hasta disolverla. 
  • Añadimos la nata líquida y la gelatina a la mezcla de queso y mezclamos hasta integrar. 
  • Vertemos la crema sobre la base de las galletas y alisamos con ayuda de una espátula. 
  • Llevamos al congelador o al frigorífico hasta que esté firme para poder desmoldarla.

Did you make this recipe?

Tag @cocinayaroma on Instagram and hashtag it #cocinayaroma

Like this recipe?

Follow us @cocinayaroma on Pinterest

Quieres hacer esta receta ?

Like us on Facebook

tarta de queso con cereza

Tarta de queso con cerezas Cheesecake de cerezas

Elaboración: 35 min
Cocción: 15 min
Listo en: 4 horas
 

Ingredientes:

Para la base:

  • 90 gr de galletas María o la que más os guste
  • 45 gr de mantequilla
  • 8 gr de cacao puro en polvo


Para el relleno:

  • 800 gr de cerezas
  • 120 gr de azúcar
  • 200 gr de agua
  • 300 gr de queso crema
  • 200 gr de leche condensada
  • 20 gr de gelatina


Preparación:

Ponemos las hojas de gelatina en agua fría para que hidraten.

Empezamos como en toda tarta de queso fría con la base de galleta, la picaremos lo más fina posible, podemos usar una batidora de brazo para ello y le añadimos el cacao en polvo.

Derretiremos la mantequilla en el microhondas y mezclamos con la galleta.

Colocamos sobre nuestro molde de 18 cm, extendiéndola bien y aplastando para que quede compacta. Llevamos al congelador, mientras preparamos el resto.


Batimos el queso crema junto con la leche condensada hasta que estén integrados y muy cremosos. Reservamos.

Lavamos las cerezas y les retiramos las semillas.

Hay varias técnicas para hacerlo. En este vídeo podéis ver cómo hacerlo, usando la botella y la pajita.

Ponemos las cerezas, el agua y el azúcar en una olla a fuego medio, las vamos mezclando con frecuencia y las dejamos cocer hasta que estén tiernas.

Cuando las cerezas ya están cocidas, las trituramos usando la batidora y cuando ya estén trituradas y aun calientes añadimos la gelatina bien escurrida.

Con las cerezas medio fría añadimos la mezcla del queso con la leche condensada.

Vertemos la mezcla sobre la base de galleta.

Metemos en la nevera y lo aconsejable es dejarla unas cuatro horas antes de consumir, para que esté bien compacta.

Para decorarla podemos usar cerezas naturales, podemos guardar de antemano un poco del triturado de las cerezas o lo que más nos guste.

Para decorar o completarla, a mi me gusta usar este Coulis de Frambuesa o fresa.

tarta queso azul

Tarta de queso azul fría sin horno

Elaboración: 35 min
Cocción: 15 min
Listo en: 4 horas
 

Ingredientes:

para la base de un molde redondo de 20 cm de diámetro:

  • 200 gr de arroz inflado chocolateado / colines
  • 100 gr de mantequilla derretida
  • 2 cucharadas de miel

para el relleno:

  • 115 gr de queso azul
  • 280 gr de nata líquida para montar 35%
  • 100 gr de queso de untar o queso crema
  • 150 gr queso untat azul
  • 180 gr de azúcar
  • 7 hojas de gelatina neutra
  • 80 ml de leche entera
  • Pizca sal

Preparación:

Ponemos las hojas de gelatina en agua fría para que hidraten.

Empezamos como en toda tarta de queso fría con la base, trituramos lo más fino posible, el trigo inflado, podemos usar una batidora de brazo para ello.

Derretiremos la mantequilla en el microhondas y mezclamos con la galleta y la miel

Colocamos sobre nuestro molde de 20 cm, extendiéndola bien y aplastando para que quede compacta. Llevamos al congelador, mientras preparamos el resto.

En un cazo calentamos la leche y echamos el queso para que se deshaga y cuando esté añadimos las hojas de gelatina bien escurridas.

Ponemos a montar la nata, recordar que cuanto más fría este la nata y el recipiente, mejor y más rápido se montara.

Cuando esté Semi-montada la nata añadimos el azúcar y después de unos segundos, vamos añadiendo el queso crema y seguimos montando hasta que tenga textura de mousse.

Con ayuda de una espátula/lengua vamos incorporando la mezcla ya fría de la leche, con movimientos envolventes, para que se nos baje lo menos posible.

Vertemos la mezcla sobre la base de galleta.

Metemos en la nevera y lo aconsejable es dejarla unas cuatro horas antes de consumir, para que esté bien compacta

Para decorar o completarla, a mi me gusta usar este Coulis de Frambuesa o fresa.