cocina@cocinayaroma.es

churros

porras de madrid

Porras caseras receta tradicional

Si por algo se conoce Madrid durante las fechas navideñas, además de las campanadas en la Puerta del Sol, es por la tradición de comer churros y porras durante todo el año, veamos la Receta de Porras caseras receta tradicional.

Para entender mejor los orígenes de esta tradición, nos tenemos que remontar a las expediciones europeas entre los siglos XIV y XVI, que fue cuando se adquirió la costumbre adoptada del lejano oriente de freír la masa de harina en aceite.

Como casi todo en la vida, el nombre al que se deben guarda relación con su forma y en el caso de los churros, se dice que proviene motivado por los pastores que vigilaban a sus ovejas churras, ya que los cuernos de estas, guardan un gran parecido con lo que a día de hoy conocemos como churros.

El gran éxito de los churros

Con el paso del tiempo, tanto los churros como las porras fueron adoptando diferentes nombres y se convirtieron en un elemento tradicional ligado a las fiestas. Al ser muy sabrosos, eran muy populares debido al bajo coste de estos y también a la facilidad que tienen para adaptarse a todo tipo de bebida, por lo que es habitual consumir churros con chocolate, además de hacerlo con café u otras bebidas más fuertes como el coñac.

En Madrid se podían disfrutar especialmente en las fiestas populares, las verbenas y también las ferias ambulantes y a día de hoy, con el paso de los años, se ha seguido conservando esta tradición.

De esta forma, por la celebración de la navidad, es clásico acompañar con chocolate a los churros una vez que ha caído la noche y desde luego, no existe una manera más agradable ni más caliente de poder calentar el estómago en mitad de la noche.

Si quieres ver más recetas te dejo la página con las Recetas de la Comunidad de Madrid

Porras caseras receta tradicional

0 from 0 votes
Receta de icorton
Cook Mode

Keep the screen of your device on

Raciones

4

raciones
Tiempo de preparación

30

minutos
Tiempo de cocinado

40

minutos
Calorías

218

kcal

Ingredientes

  • 500 ml agua

  • 500 gr harina

  • Pizca de sal

  • 8 gr levadura en polvo

  • aceite de girasol (para freir)

Paso

  • Ponemos el agua en un cazo a calentar, sin llegar a hervir
  • Mezclamos a parte, los ingredientes solidos, Harina, levadura y sal
  • Agregamos el agua y mezclamos
  • Podemos dejar reposarla 20 minutos
  • En una sartén honda ponemos abundante aceite de girasol a fuego medio
  • Introducimos la masa en una manga pastelera o churrera
  • Cuando esté caliente vamos soltando la masa por los bordes de la sartén hacia el centro haciendo círculos
  • Cuando veamos que esta dorada, le damos la vuelta ayudándonos de dos tenedores o una espátula
  • Ya solo quedaría cortarlas con una tijera en el tamaño que más nos guste

Did you make this recipe?

Tag @cocinayaroma on Instagram and hashtag it #cocinayaroma

Like this recipe?

Follow us @cocinayaroma on Pinterest

Quieres hacer esta receta ?

Like us on Facebook

Churros caseros sin gluten

Elaboración: 1h 00 min
Cocción: 30 min
Listo en: 1 hr 30 min
HISTORIA:

Se hicieron populares en México y Sudamérica.

El churro tiene una larga historia, que le da a este tentempié un estatus casi místico. No comienza en España, sino en China, donde los mercaderes portugueses degustaron por primera vez el youtiao, tiras de masa frita dorada y salada consumidas tradicionalmente durante el desayuno.

El churro nació cuando los portugueses recrearon este manjar en la Península Ibérica, añadiendo azúcar en lugar de sal e introduciendo su ahora familiar forma de estrella.

En China, youtiao se traduce como “demonio frito en aceite”; este tentempié se servía originalmente en pares, que simbolizaban a Qin Hui, funcionario de la dinastía Song, y a su esposa, los “demonios” responsables del fallecimiento de un respetado general.

En España se perdió esta referencia popular y el churro recibe su nombre de la oveja churra, por el supuesto parecido con sus cuernos.

Fueron los pastores españoles quienes popularizaron este plato. Como trabajaban en terrenos montañosos aislados durante semanas y meses, no tenían acceso a pan fresco y emplearon por tanto la idea del youtiao para crear su propio sucedáneo usando solamente harina, agua, aceite y una hoguera.

Mientras tanto, en los pueblos de España tuvo lugar un intercambio que hizo que el tentempié pasara de ser comida de pastores a convertirse en manjar real.

Mientras los conquistadores llevaban los churros a Sudamérica, traían de allá chocolate y grandes cantidades de azúcar, convirtiendo los sosos palos de masa en una sensación dulce.

Ingredientes

  • 1 vaso de harina sin gluten
  • 1 vaso de agua
  • sal

Preparación

1

Ponemos a hervir agua en una cazuela.

En un bol aparte mezclamos la harina y la sal.

2

Cuando el agua rompa a hervir, vertemos sobre la mezcla de harina y sal y removemos constantemente hasta que estén todos los ingredientes bien integrados.

Dejamos  reposar la masa unos 5 minutos.

3

Ponemos la masa en una manga pastelera con boquilla rizada

Vamos escudillándola en una sartén cuando el aceite este muy caliente.

4

Servimos la panna cotta con sirope, salsa o coulis de fresa, aqui os dejo una receta de coulies de fresa casera.

Freímos los churros hasta que se doren, los retíramos de la sartén y colócalos sobre papel absorbente para quitar el exceso de grasa.

OBSERVACIONES: Conviene trabajar la masa estando aun templada, a medida que va enfriando, va espesando y cuesta un poco mas trabajar con ella, si nos pasa eso, añadiremos un poco de liquido y ya será mas manejable.

Churros Caseros

Elaboración: 15 min
Cocción: 35 min
Listo en: 50 min

HISTORIA:

Se hicieron populares en México y Sudamérica.

El churro tiene una larga historia, que le da a este tentempié un estatus casi místico. No comienza en España, sino en China, donde los mercaderes portugueses degustaron por primera vez el youtiao, tiras de masa frita dorada y salada consumidas tradicionalmente durante el desayuno.

El churro nació cuando los portugueses recrearon este manjar en la Península Ibérica, añadiendo azúcar en lugar de sal e introduciendo su ahora familiar forma de estrella.

En China, youtiao se traduce como “demonio frito en aceite”; este tentempié se servía originalmente en pares, que simbolizaban a Qin Hui, funcionario de la dinastía Song, y a su esposa, los “demonios” responsables del fallecimiento de un respetado general.

En España se perdió esta referencia popular y el churro recibe su nombre de la oveja churra, por el supuesto parecido con sus cuernos.

Fueron los pastores españoles quienes popularizaron este plato. Como trabajaban en terrenos montañosos aislados durante semanas y meses, no tenían acceso a pan fresco y emplearon por tanto la idea del youtiao para crear su propio sucedáneo usando solamente harina, agua, aceite y una hoguera.

Mientras tanto, en los pueblos de España tuvo lugar un intercambio que hizo que el tentempié pasara de ser comida de pastores a convertirse en manjar real.

Mientras los conquistadores llevaban los churros a Sudamérica, traían de allá chocolate y grandes cantidades de azúcar, convirtiendo los sosos palos de masa en una sensación dulce.

Churros caseros, para el desayuno, la merienda, la cena, tu eliges en que momento del día quieres disfrutar de ellos ¡¡¡

Mojados en chocolate, en café o donde quieras.

Ingredientes

 

Para la masa:

  • 225 gr. de agua
  • 225 gr.  de harina
  • 15 gr de levadura en polvo
  • 6 gr de sal

Para freir:

  • aceite de oliva

Preparación

1

En un cazo llevamos el agua a hervir, apartamos del fuego añadimos de golpe la harina mezclada con la sal y la levadura, todo tamizado.

Removemos bien hasta que se empiece a desprender de las paredes.

2

Reservamos unos minutos para que se enfríe y llenamos la manga pastelera con una boquilla estrellada.

En una superficie limpia y seca escudillamos la masa de los churros y dejamos enfriar.

3

Cortamos los churros de un tamaño aprox. de 10 cms. de largo (A gusto del consumidor )

Mientras entibian los churros ponemos a calentar abundante aceite en una sartén y vamos friendo los churros.

4

Cuando empiecen a coger color dorado retiramos del fuego, y colocamos en papel de cocina para eliminar el exceso de aceite.

Espolvoreamos con azúcar y servimos.

Si quieres ver más recetas de postres, Aquí te los dejo ¡¡¡