Cremas

Crema de pescado

La sopa de marisco o la crema de pescado, son un manjar delicioso que conquista los paladares por su gran combinación de sabores. Un buen restaurante de mariscos siempre cuenta con ella en su menú, pero, ¿conoces los orígenes de esta sopa y cómo es que llegó a las mesas de los amantes de las delicias del mar? Te lo contamos.

La historia de la recolección de pescados y mariscos se remonta a unos 40,000 años atrás. Alimentarse de ellos era muy importante para nuestros antepasados en todo el mundo, el consumo era masivo. Rastros de ello lo encontramos en fósiles y pinturas rupestres, era muy importante para la supervivencia.

Puede que no sepas, pero la primer receta conocida de la sopa de mariscos no es tan antigua, pues data apenas de mediados del siglo XIX, en las comunidades de pescadores que tuvieron la misma idea: agregar a un guiso grueso, una sopa, todas las pescas recién capturadas, sin importar qué tipo de pescado fuera.

La primera

Esta primera receta del siglo XIX viene directo desde las costas de Francia, en donde los pescadores mezclaban los pescados y mariscos en una olla de hierro o chaudiere.

En el caso del continente americano, los nativos del continente con frecuencia cocinaban sopa de mariscos y además utilizaban ingredientes como mejillones y almejas.

Y en México, en concreto, la riqueza de los mares de nuestro país permitió que la receta se desarrollara con naturalidad con el pasar de los años, y cada región cuenta con su propia tradición y sus propios métodos para hacerla.

En Canto de Sirenas servimos una sopa de mariscos deliciosa con camarón, jaiba, almeja, calamar, ostión y pescado, acompañado de papas y zanahoria, una receta tradicional, que lleva muchos años enamorando a los comensales más exigentes.

Si te gusta te puedo dejar Recetas de Cremas

Crema de pescado

0 from 0 votes
Receta de icorton Plato: CremasDificultad: Fácil
Raciones

4

raciones
Tiempo de preparación

30

minutos
Tiempo de cocinado

40

minutos
Calorías

300

kcal

Ingredientes

  • 150 gr de gambas arroceras o langostinos

  • 6 Mejillones

  • 150 gr de merluza o bacalao desalado

  • 1 Zanahoria

  • 1 Puerro

  • 1/2 Cebolla mediana

  • 1 Tomate maduro

  • 200 ml de nata liquida

  • Una pizca de maicena

  • Aceite de oliva

  • 1 Ajo

  • Pimentón dulce, pimienta y sal

  • Un chorrito de Brandy

Paso

  • Ponemos el pescado y el marisco a cocer unos 15 minutos en un cazo con agua y un poco de sal.
    Reservamos el fumé que nos quede.
  • Por otro lado picaremos las verduras.
  • En un cazo un grande, añadimos un poco de aceite de oliva, y lo ponemos al fuego. Cuándo esté el aceite caliente añadimos la cebolla y el ajo y rehogamos unos minutos con una pizca de sal hasta ver que la cebolla se torna a transparente.
  • Agregamos el tomate, el puerro y la zanahoria picada y rehogamos todo junto. Añadimos brandy y dejamos que reduzca el alcohol.
  • Mientras, separamos el pescado y el marisco y quitaremos cáscaras , y reservamos aparte.
    Los trozos de pescado y del marisco, los incorporamos a nuestra mezcla de verduras y rehogamos un minuto.
  • Fuera del fuego, añadimos un poco de pimentón dulce, como una 1/2 cucharadita de café, y un poquito también de maizena, que esto hará que espese nuestra crema, rehogamos y seguidamente añadimos el fumé que teníamos reservado y la nata.
  • Nota: es un poco a ojo, es mejor pecar de poco y luego añadir si nos gustara más espesa o más líquida… os lo dejo a vuestro gusto.
  • Calentamos unos 15 minutos a fuego medio y le ponemos sal y pimienta al gusto.
  • Cuándo haya pasado este tiempo, pasamos todo por el pasapurés o trituramos con la batidora.
  • Para acompañarlo, le he puesto unos picatostes que le dará un toque crujiente y unas gambitas troceadas
crema pastelera

Crema pastelera

Existe en el mercado una gran variedad de postres que satisfacen al paladar, muchos de ellos rellenos o aderezados con diversas cremas que realzan su sabor. En el mundo de la repostería hoy son muchas las cremas que se utilizan pero la de mayor tradición y que cuenta con la aceptación para una infinidad de recetas es la crema pastelera.

Su origen no está bien definido, algunos expertos sitúan sus primeros usos en el siglo XVII, tampoco se conoce con exactitud su lugar de creación ya que algunos la ubican en Francia mientras que otros en Italia. Con respecto a su creación, cierto grupo de Chef la califican como una derivación del “roux blanco” al mismo tiempo que otros comparten la teoría que fue producto de la preparación de la “crema brulee”.

Al igual que no se tiene certeza en cuanto a la aparición de esta mezcla dentro de la cocina europea, tampoco se conoce algo sobre su creador. Personas que se han dedicado al estudio de la misma manifiestan que esta tiene sus primeros pasos en la Inglaterra del siglo XIX, sin embargo adquiere posteriormente su nombre francés debido al uso  y la fama que adquirió en tierras galas para ese momento.

Lo que sí se puede afirmar, es que dicha preparación, ha revolucionado el mundo de los postres, pues le permite a sus creadores dar el toque final a sus obras, añadiendo una consistencia en forma de pasta y que cuenta con elementos característicos de la típica repostería francesa.

Composición sostenida

A pesar de que con el transcurrir de los años y la alta competencia en la concina, la “crema pastelera” ha tenido diversas preparaciones. Sus principales ingredientes siempre han sido la base de este peculiar platillo.

En este sentido vale la pena decir que sus componentes originarios son la leche, huevos, azúcar y harina de trigo. En esa onda de adaptarse a la modernidad algunas personas sustituyen la harina de trigo por fécula de maíz (Maicena) logrando el mismo resultado.

De igual forma, su elaboración siempre será la misma, donde simplemente se requiere la combinación de todos los ingredientes y poco de fuego y así se obtendrá un rico relleno para diversos postres típicos en varias oportunidades del año.

Más allá de ello, existe una serie de personajes de la cocina quienes han trabajado para agregarle un sabor distinto (muchas veces adicional)  a la crema pastelera. Es por ello que existen preparaciones donde se le añade un poco de vainilla, limón, ralladura de naranja y cualquier otro elemento que permita variar el paladar de la persona que degusta dicho postre.

Se pueden mencionar infinitos usos de la crema pastelera en la actualidad. Un meticuloso estudio de especialistas en la cocina, así como el atrevimiento de importantes chef a nivel mundial, le ha permitido a la mezcla ganarse un puesto importante dentro de la gastronomía universal.

Como se ha dicho en reiteradas oportunidades, esta composición sirve principalmente para el relleno de importantes pasteles como milhojas, tartas, roscón de reyes, Rosca de Pascua, Berlinesas, etc.

Pero también hay los que comparten la teoría de que en un principio esta mezcla se pareció más a un Roux que a lo que se conoce, por lo cual su empleo dentro de la cocina fue para darle espesor a algunas preparaciones que se desarrollaron en la pastelería de finales del siglo pasado.

Es una receta que nos puede sacar de más de un apuro, podemos usarla en infinidad de recetas, solo tenemos que tener en cuenta un par de pasos y podremos disfrutarla ¡¡¡

Crema pastelera

5 from 1 vote
Receta de icorton Plato: Cremas, PostresCocina: PostreDificultad: Medio
Raciones

4

raciones
Tiempo de preparación

30

minutos
Tiempo de cocinado

20

minutos
Calorías

386

kcal

Ingredientes

  • 1/2 L de leche

  • 4 yemas huevo

  • 50 gr.de maicena

  • 100 gr. azúcar

  • 1 Rama canela

  • Ralladura de 1/2 limón

  • Vainilla

Paso

  • Ponemos la leche al fuego, (dejando medio vaso a parte )antes de que hierva retiramos y añadimos la canela y la ralladura, y tapamos con otro plato o con film transparente, y dejamos a parte durante unos minutos, para que la leche coja el sabor.
  • En un bol aparte colocamos las yemas y el azúcar, y blanqueamos las yemas, (removemos hasta que se pone de color blanquecino.
  • En otro bol mezclamos la maicena con la leche que hemos dejado a parte.
  • Echamos la mezcla de la maicena en la de las yemas, y removemos.
  • Colamos la leche para quitar la canela y el limón, y la echamos en la mezcla anterior.
  • Ponemos todo en un cazo a fuego medio, y sin dejar de remover, porque es muy fácil que se nos pegue, y agregamos la esencia de vainilla.
  • Veremos que va a ir espesando y si tenemos un termómetro (sacamos antes de llegar a 84º) sino veremos que esta espesa, al meter la cuchara ya no cae, sino se queda casi como flan.
  • Estiramos sobre una mesa fría, o la encimera, removiendo hasta que enfríe.
  • Y ya tenemos nuestra crema pastelera, lista para usarse ¡¡¡

Esta crema pastelera, la podemos usar en multitud de postres, buñuelos, cañas fritas, Crep dulce relleno de crema pastelera, Tartaleta con frambuesas y crema pastelera.

Sopa de cebolla

Sopa de cebolla

Esta Sopa de cebolla, es una tradición que puede haber tenido su origen dentro del mercado de alimentos más grande del mundo en París, conocido como Les Halles, fundado en 1135 por el rey Philippe-Auguste.

Este lugar abrió sus puertas como un simple mercado de comida al aire libre, creció rápidamente y pronto se requirió un muro para mantenerlo separado de su vecino, el cementerio de Los Santos Inocentes.

París

A principios del siglo XIX, la ciudad se vio obligada a trasladar los huesos del cementerio a las Catacumbas, dejando espacio para que el mercado se convirtiera en lo que el novelista Emile Zola llamaría “el vientre de París”.

Dentro de él, los más pobres consumían platos vendidos por los sirvientes, los cuales estaban elaborados con los restos de banquetes masivos, todo junto en una cazuela enorme revuelto con agua.

Esta Sopa de cebolla demasiado acuosa, según el autor francés Alexandre Privat d’Anglemont, le debía su color y aspecto a la adición de zanahorias, caramelo o incluso cebollas quemadas, el elemento central de las sopas de Francia.

Sopa de cebolla

0 from 0 votes
Receta de icorton Plato: CremasCocina: Cremas y sopasDificultad: Baja
Raciones

4

raciones
Tiempo de preparación

30

minutos
Tiempo de cocinado

40

minutos
Calorías

300

kcal

Ingredientes

  • 3 o 4 cebolletas grandes

  • 1,5 l. de caldo de verduras o de pollo

  • rebanadas de pan

  • queso rallado

  • aceite de oliva virgen extra

  • sal y pimienta negra (opcional)

Paso

  • Rehogar las cebolletas cortadas en juliana muy fina en una cazuela con aceite de oliva durante 10 o 15 minutos hasta que tomen color, a fuego no muy alto.
  • Sazonar con sal  y si queréis un poco de pimienta negra.
  • Añadir el caldo y cocer a fuego lento 30 minutos aproximadamente y comprobamos que está bien de sal.
  • Colocar la sopa en cuencos que puedan ir al horno.
  • En cada cuenco ponemos una rebanada de pan que se empapará con la sopa enseguida.
  • Espolvorear con queso rallado abundante y gratinar en el horno hasta que el queso esté derretido y dorado.

Mientras que algunos le atribuyen la receta al rey Luis XV que, al volver de una cacería, vio su alacena sin alimentos a excepción de cebollas, mantequilla y champaña, otros afirman que Luis recibió la idea de Stanislas Leszczynski, duque de Lorena y padre de la Reina Consorte de Francia. Según esta versión, Stanislas primero probó la sopa de cebolla en una posada en la región de Champagne.

Versión

Otra versión anterior aparece en el libro de cocina de Taillevent, Viandier, del siglo XIV, que sugiere cocinar cebollas en rodajas finas en mantequilla y cubrirlas con puré chícharos o agua y verjus, un condimento conocido a lo largo de la historia de la gastronomía como agraz.

Sin embargo, los restaurantes que rodeaban Les Halles -el Poule au Pot, el Chez Baratte, el Pied de Cochon– fueron los que popularizaron esta sopa gracias a la adición de un elemento clave: el gratinée.

Al agregar una generosa porción de queso rallado y colocar  los pequeños y hondos tazones de sopa dentro de los hornos, los restaurantes crearon el clásico Gratinée des Halles (“sopa de cebolla francesa”), un plato que trascendió entre clases sociales sin ninguna excepción. La sopa se convirtió en desayuno para los trabajadores y en un curacrudas para aquellos de clase alta que salían de los cabarets de París.

Si quieres ver más recetas entra en mas recetas desde Aquí

sopa de arroz

Sopa de arroz

La sopa de arroz es una de esas sopas que apetece siempre pero sobre todo cuando hace frío. Con un poquito de jamón, bien calentita y recién hecha, tomarla sienta estupenda.

En casa es bastante habitual cenar sopas y cremas, son recetas fáciles, que necesitan poco tiempo y la mayor parte de ese tiempo es de cocción, por lo que puedes despreocuparte y dejar que se hagan solas.

Tienes también las cremas, repletas de vitaminas y con muchísimo sabor, como la crema de calabaza o la crema de zanahoria.

Sopa de arroz

0 from 0 votes
Receta de icorton Plato: ArrozCocina: cremas, SopasDificultad: Fácil
Raciones

4

raciones
Tiempo de preparación

30

minutos
Tiempo de cocinado

40

minutos
Calorías

300

kcal

Ingredientes

  • 150 gr arroz redondo

  • 50 gr jamón

  • 1 L de caldo de pollo (o verduras)

  • 1 huevo duro

  • Aceite oliva

  • Sal

Paso

  • Ponemos en un cazo grande, aceite (que cubra el fondo) y calentamos.
  • Añadimos el arroz y el jamón cortado en taquitos pequeños y freímos a fuego medio, durante 2 minutos y moveremos sin parar.
  • Agregamos el caldo, ya sea la elección que hayamos echo de verduras o de pollo, lo dejo a gusto de cada uno, yo prefiero el de pollo.
  • Lo dejaremos que cueza todo junto durante 15 – 20 minutos.
  • Probamos de sal y en caso necesario añadiremos más, cuidado que los caldos suelen ser salados de por si.
  • Troceamos el huevo duro y se lo añadimos justo cuando la retiremos del fuego.
  • Esta sopa es de esas que como no te la comas en el momento, el arroz irá consumiendo el líquido.
    Así que no la dejes mucho tiempo ¡¡¡