vainilla

helado vainilla casero

Helado de Vainilla

Elaboración: 15 min
Cocción: 35 min
Listo en: 50 min
 

Ingredientes:

  • 200 ml de leche entera
  • 200 ml de nata
  • 1,5 gr. Lecitina de soja
  • Esencia de vainilla o 1 vaina de vainilla
  • 3 yemas
  • Pizca de sal
  • 120 gr. de azúcar

Elaboración:

Si vamos a usar vainilla natural,, vaciaremos la vaina de vainilla y pondremos la leche en un cazo junto con la vainilla, removeremos y taparemos con film, para dejar infusionar una hora como mínimo.

Antes de usar este infusionado, retiramos lo que quede de la vaina de vainilla y colamos.

Si usamos esencia nos saltamos el paso de infusionar.

En un cazo ponemos la leche, la nata, la sal y la vainilla, encendemos el fuego y le añadimos una pizca de sal.

Llevamos a ebullición (con que hierva una vez, es suficiente) apartamos del fuego y dejamos de momento, para seguir con otro proceso.

En un cuenco colocamos las yemas y el azúcar y con ayuda de unas varillas o maquina, blanqueamos las yemas.

Ahora vamos a mezclar la primera elaboración (leche, nata …) con el huevo.

Ponemos la mezcla en un cazo y ponemos a fuego bajo-medio.

Este punto es uno de los mas importantes. Calentamos sin que pase los 85º ya que si nos pasamos se nos cocinara la yema y cuajará, por eso es importante el uso de termómetro, pero aproximadamente será a los 4-5 minutos.

Una vez que hemos llegado a los 85º, añadimos la lecitina de soja y con ayuda de una batidora, la mezclamos muy bien, apagamos y dejamos enfriar.

Si tenemos una heladera, ponemos la mezcla, a continuación rellenamos el molde y al congelador.

Si no tenemos heladera, ponemos la mezcla en el recipiente donde lo vayamos a tener en el congelador.

A la hora y media, mas o menos (veremos que los laterales empiezan a estar duros) sacamos removemos y volvemos a introducirlo.

Y ya tendríamos listo nuestro helado de vainilla.

Si quieres ver más información sobre helados, puedes verla en esta página.

crema pastelera

Crema pastelera

Existe en el mercado una gran variedad de postres que satisfacen al paladar, muchos de ellos rellenos o aderezados con diversas cremas que realzan su sabor. En el mundo de la repostería hoy son muchas las cremas que se utilizan pero la de mayor tradición y que cuenta con la aceptación para una infinidad de recetas es la crema pastelera.

Su origen no está bien definido, algunos expertos sitúan sus primeros usos en el siglo XVII, tampoco se conoce con exactitud su lugar de creación ya que algunos la ubican en Francia mientras que otros en Italia. Con respecto a su creación, cierto grupo de Chef la califican como una derivación del “roux blanco” al mismo tiempo que otros comparten la teoría que fue producto de la preparación de la “crema brulee”.

Al igual que no se tiene certeza en cuanto a la aparición de esta mezcla dentro de la cocina europea, tampoco se conoce algo sobre su creador. Personas que se han dedicado al estudio de la misma manifiestan que esta tiene sus primeros pasos en la Inglaterra del siglo XIX, sin embargo adquiere posteriormente su nombre francés debido al uso  y la fama que adquirió en tierras galas para ese momento.

Lo que sí se puede afirmar, es que dicha preparación, ha revolucionado el mundo de los postres, pues le permite a sus creadores dar el toque final a sus obras, añadiendo una consistencia en forma de pasta y que cuenta con elementos característicos de la típica repostería francesa.

Composición sostenida

A pesar de que con el transcurrir de los años y la alta competencia en la concina, la “crema pastelera” ha tenido diversas preparaciones. Sus principales ingredientes siempre han sido la base de este peculiar platillo.

En este sentido vale la pena decir que sus componentes originarios son la leche, huevos, azúcar y harina de trigo. En esa onda de adaptarse a la modernidad algunas personas sustituyen la harina de trigo por fécula de maíz (Maicena) logrando el mismo resultado.

De igual forma, su elaboración siempre será la misma, donde simplemente se requiere la combinación de todos los ingredientes y poco de fuego y así se obtendrá un rico relleno para diversos postres típicos en varias oportunidades del año.

Más allá de ello, existe una serie de personajes de la cocina quienes han trabajado para agregarle un sabor distinto (muchas veces adicional)  a la crema pastelera. Es por ello que existen preparaciones donde se le añade un poco de vainilla, limón, ralladura de naranja y cualquier otro elemento que permita variar el paladar de la persona que degusta dicho postre.

Se pueden mencionar infinitos usos de la crema pastelera en la actualidad. Un meticuloso estudio de especialistas en la cocina, así como el atrevimiento de importantes chef a nivel mundial, le ha permitido a la mezcla ganarse un puesto importante dentro de la gastronomía universal.

Como se ha dicho en reiteradas oportunidades, esta composición sirve principalmente para el relleno de importantes pasteles como milhojas, tartas, roscón de reyes, Rosca de Pascua, Berlinesas, etc.

Pero también hay los que comparten la teoría de que en un principio esta mezcla se pareció más a un Roux que a lo que se conoce, por lo cual su empleo dentro de la cocina fue para darle espesor a algunas preparaciones que se desarrollaron en la pastelería de finales del siglo pasado.

Es una receta que nos puede sacar de más de un apuro, podemos usarla en infinidad de recetas, solo tenemos que tener en cuenta un par de pasos y podremos disfrutarla ¡¡¡

Crema pastelera

0 from 0 votes
Receta de icorton Plato: Cremas, PostresCocina: PostreDificultad: Medio
Raciones

4

raciones
Tiempo de preparación

30

minutos
Tiempo de cocinado

20

minutos
Calorías

386

kcal

Ingredientes

  • 1/2 L de leche

  • 4 yemas huevo

  • 50 gr.de maicena

  • 100 gr. azúcar

  • 1 Rama canela

  • Ralladura de 1/2 limón

  • Vainilla

Paso

  • Ponemos la leche al fuego, (dejando medio vaso a parte )antes de que hierva retiramos y añadimos la canela y la ralladura, y tapamos con otro plato o con film transparente, y dejamos a parte durante unos minutos, para que la leche coja el sabor.
  • En un bol aparte colocamos las yemas y el azúcar, y blanqueamos las yemas, (removemos hasta que se pone de color blanquecino.
  • En otro bol mezclamos la maicena con la leche que hemos dejado a parte.
  • Echamos la mezcla de la maicena en la de las yemas, y removemos.
  • Colamos la leche para quitar la canela y el limón, y la echamos en la mezcla anterior.
  • Ponemos todo en un cazo a fuego medio, y sin dejar de remover, porque es muy fácil que se nos pegue, y agregamos la esencia de vainilla.
  • Veremos que va a ir espesando y si tenemos un termómetro (sacamos antes de llegar a 84º) sino veremos que esta espesa, al meter la cuchara ya no cae, sino se queda casi como flan.
  • Estiramos sobre una mesa fría, o la encimera, removiendo hasta que enfríe.
  • Y ya tenemos nuestra crema pastelera, lista para usarse ¡¡¡

Esta crema pastelera, la podemos usar en multitud de postres, buñuelos, cañas fritas, Crep dulce relleno de crema pastelera, Tartaleta con frambuesas y crema pastelera.