Pan Hokkaido el Brioche

Pan Hokkaido el Brioche

El Pan Hokkaido el Brioche, en un pan que se dio a conocer después de la Segunda Guerra Mundial, y para paliar la escasez de alimentos, los estadounidenses aprovecharon para ganarse a los japoneses (y alejarles de las aviesas tentaciones comunistas…) enviándoles enormes cantidades de trigo americano, lo que contribuyó a que se desarrollara una cultura panadera que no existía previamente en el Japón.

El Pan Hokkaido el Briocheo debe buena parte de su fama al uso del famoso tangzhong, un invento japonés para hacer el pan más jugoso y suave, y cuyo fundamento ya expliqué en mis bollos suizos.

Hokkaido es la isla japonesa donde se empezó a usar esta técnica.

El tangzhong es una papilla que se prepara con una parte de la harina (entre el 10 y el 15% de la harina total) y del líquido de la receta, en proporción entre sí de 1:5-1:6.

Puedes ver más Recetas de panes si te gusta trabajar la masa.

Pan de leche Hokkaido, Brioche receta fácil y rápida

0 from 0 votes
Receta de icorton Plato: Pan, Postres, VideoCocina: JaponesaDificultad: Media
Raciones

4

raciones
Tiempo de preparación

30

minutos
Tiempo de cocinado

40

minutos
Calorías

650

kcal

Ingredientes

  • 600 gr harina

  • 65 gr harina de fuerza

  • 20 gr levadura

  • 25 gr leche en polvo

  • 100 gr. Azúcar

  • 1 chta de sal

  • 1 huevo

  • 230 ml leche

  • 150 ml de nata

Paso

  • Empezamos por mezclar los sólidos, para nuestro Pan de leche Hokkaido, ponemos las harinas, la leche en polvo, el azúcar y la sal en un bol y mezclamos los ingredientes.
  • A parte calentamos un poco la leche, tibia, que no pase de 30º y deshacemos la levadura en ella.  ( no debe ser más caliente que eso, podría matar o deteriorar la actividad de la levadura)
  • Agregamos la levadura a la leche, y una cucharada de azucar, lo mezclamos bien
  • Después de 5-10 minutos, la levadura habrá absorbido el líquido para activarlo y comenzar a ascender a la superficie, produciendo una capa espumosa. Si no pasa esto, entonces la levadura no vale, o la leche está demasiado caliente y probablemente haya matado a la levadura. En cualquier caso, simplemente desechamos la mezcla y comenzamos nuevamente.
  • Hacemos un hueco en el centro de la harina y echaremos el huevo la nata y agregamos la mezcla de leche y levadura, y mezclamos bien con ayuda de unas varillas
  • Una vez que este todo bien mezclado, colocamos en un bol, tapamos con film y dejamos reposar en torno a 30 min. a temperatura ambiente.
  • Enharinamos la mesa de trabajo y empezamos a amasar hasta que se vuelva lisa y elástica y ya no se pegue a sus manos.
  • La masa de pan de leche Hokkaido es bastante húmeda, amasarla con las manos requiere algo de paciencia. Podemos usar harina para trabajar la masa, pero poco  , evite agregar demasiado, ya que podría deshidratar y endurecer la masa . Después de 5-10 minutos de amasado, la masa debería volverse mucho menos pegajosa.
  • Por el contrario, si la masa la notamos seca y dura o rígida cuando la amasamos, podemos agregar 1 – 2 cucharaditas de leche y seguimos con nuestro amasando hasta que esté más suave y más flexible.
  • Hay que tener en cuenta que a mayor hidratación es mejor para la masa de pan, ya que el agua ayuda a que el pan leve mejor y proporciona una textura más suave y más húmeda.
    Introducimos los bollitos que hemos formado, y lo tapamos con un trapo o film, hasta que hayan duplicado su tamaño.
  • Lo deje al lado del horno mientras precalentaba a 175º.
  • Poner 5 en el molde, dejar subir y metemos al horno durante 30 min, o  hasta que la parte superior esté dorada oscura. Si el pan se oscurece demasiado rápido, cubra la parte superior con un trozo de papel de aluminio para evitar que se queme el pan.
  • Una vez que el pan esté listo, sácalo del horno. Para el brillo final y el delicioso aroma del pan, con ayuda de un pincel. Impregnamos la parte superior del pan con un poco de mantequilla derretida.
    Podéis rellenarlo con Crema pastelera, o con cualquier cosa que se os ocurra.
  • Si usamos para amasar nuestro Pan de leche Hokkaido, la batidora:
    Ponemos todos los ingredientes en el vaso de la batidora, comenzamos a baja velocidad y luego subimos la velocidad ala mitad. Mezcle durante 15 minutos hasta que la masa se vuelva suave y elástica.
  • 1º Fermentación: Usaremos un recipiente grande, engrasaremos el interior con aceite o mantequilla. Voleamos la masa y la meteremos en el bol, preocupándonos de que se llene todo bien de aceite. Cubrimos el recipiente con un paño húmedo o film de plastico. a temperatura ambiente hasta que la masa se haya duplicado.
  • Modelado: una  vez que la masa se ha duplicado, presionamos suavemente el talón de la palma con la masa para desgasificar la masa.
  • Dividimos la masa en pedazos más pequeños según el molde que vayamos a usar.
  • 2º Fermentación:  Cogemos el molde que vamos a usar, y ponemos aceite en las paredes y el fondo, con ayuda de un papel, para que no haya en exceso.

Video Receta

Sardinas con escalivada

Sardinas con escalivada

Aprovechar los productos de temporada a la cocina tiene muchos beneficios para la salud, puesto que nos ofrecen una mejor aportación nutricional, y es más sostenible para el medio ambiente, puesto que se respeta el ciclo natural de los alimentos.

Como otros muchos alimentos, los pescados también tienen temporada, y al mes de mayo es el tiempo de pescados como la caballa, la merluza o las sardinas, entre otras.

Aprovechando estos productos, hoy os proponemos preparar un plato con sardinas como protagonistas. Un pescado azul rico en minerales esenciales como el calcio, el hierro o el yodo, y fuente de ácidos grasos omega-3, bonos para el corazón y el cerebro.

Sardinas con escalivada

0 from 0 votes
Receta de icorton Plato: Cataluña, Pescados, Verdura
Raciones

4

raciones
Tiempo de preparación

30

minutos
Tiempo de cocinado

40

minutos
Calorías

300

kcal

Ingredientes

  • 24 sardinas

  • Escalivada de verduras

  • 2 grandes de ajo

  • Perejil

  • Sal gorda y fina, y pimienta

  • Aceite de oliva virgen extra

  • 1 ramita de tomillo y 1 de romero

  • Pan de labrador y tomates de colgar

Paso

  • Sumergmos las sardinas diez minutos en agua y sal gorda (por cada litro de agua, un kilogramo de sal).
  • Sacamos las sardinas, las pasamos por agua y las ponemos a cocer a la parrilla. Cuando estén cocidas, las reservamos. ( Podemos sacar la espina porque sean más fáciles de comer).
  • Ponemos la escalivada en el plato, con aceite, ajo y perejil, y un poco de sal y pimienta.
  • Colocando las sardinas encima, o bien tostando pan de labrador mojado con tomate
Turrón de guirlache Aragonés

Turrón de guirlache Aragonés

El guirlache es, en definitiva, reflejo de la tierra en la que vivimos, de sus productos y de las tradiciones. Durante siglos, los maestros pasteleros aragoneses han ofrecido a este dulce un trato muy especial, mejorando en muchos casos una receta que, de base, es muy simple. Se ha convertido en un producto típico, imprescindible en mostradores y escaparates. Y no se come únicamente solo, también se utiliza para construir tartas o como ingrediente en postres más elaborados.

Pero, ¿qué es el guirlache?. Se puede definir como un dulce de almendras y caramelo, presentado generalmente en barritas rectangulares que pocas veces repiten el mismo tamaño. Al igual que al turrón más típico, se le atribuye origen medieval, más concretamente árabe. Se cree que nació en el territorio que conformaba la Corona de Aragón, aunque con el tiempo se ha extendido por toda España.

Curiosamente, al nombre se le atribuye origen francés. Derivaría de la palabra “grillage”, que se traduce como algo tostado, tal como deben quedar las almendras al cocinarlo. Cuentan que fueron los propios franceses en Aragón los que popularizaron este nombre a partir del siglo XIX.

El ilustre cocinero y erudito gastronómico aragonés Teodoro Bardají, natural de Binéfar y considerado por muchos como “el padre de la gastronomía moderna”, dejó escrita una receta de “Guirlache de Zaragoza”. Él apostó por dorar primero las almendras, troceadas en pedazos grandes. Un vez tostadas las incorporaba a un cazo con el azúcar y el zumo de limón, dejándolo al fuego suave hasta que se hiciera caramelo. También señalaba la posibilidad de sustituir las almendras por avellanas, piñones o cacahuetes.

Turrón de guirlache Aragonés

0 from 0 votes
Receta de icorton Plato: Aragón, Navidad, Postres
Raciones

4

raciones
Tiempo de preparación

30

minutos
Tiempo de cocinado

40

minutos
Calorías

300

kcal

Ingredientes

  • 100 gr de almendras marconas enteras crudas y sin piel

  • 150 gr de azúcar

  • 1 cucharilla de miel

  • Anisillos

Paso

  • empezamos preparando el caramelo, Para ello añadimos el azúcar y la miel en una sartén antiadherente para que el azúcar se vaya fundiendo poco a poco a fuego medio. No queremos que se queme el caramelo. Este proceso llevará al menos 20 minutos.
  • Mientras se derrite el azúcar con el resto de ingredientes, tostamos las almendras en el horno.
  • Las depositamos en una bandeja con papel de horno y las horneamos a 160ºC durante 5 minutos o hasta que estén ligeramente tostadas, teniendo en cuenta que se tostarán más cuando las añadamos al caramelo.
  • Cuando las almendras estén doradas, las reservamos en un bol.
  • Una vez que el caramelo esté listo y tenga un bonito color dorado, sin ser demasiado oscuro, añadimos las almendras. Removemos constantemente durante 3 minutos para que el caramelo envuelva todas las almendras y la mezcla quede bien homogénea.
  • Extendemos la mezcla sobre un papel de horno engrasado con un poco de aceite para que luego sea fácil de manejar.
  • Disponemos toda la mezcla sobre el papel de horno intentando formar un cuadrado.
  • Cuando se haya enfriado lo suficiente, cortamos el turrón en las porciones deseadas
Cardo con salsa de almendras

Cardo con salsa de almendras

El cardo es una verdura de invierno, típica del mes de diciembre. Aunque su origen está en el sur de España y norte de África, es en Aragón, Navarra, La Rioja y Soria donde más se consume. Con el tiempo, este vegetal con un sabor un poco amargo se ha convertido en un plato que suele dejarse ver en las cenas de Navidad altoaragonesas.

Cardo con salsa de almendras

0 from 0 votes
Receta de icorton Plato: Aragón, Verdura
Raciones

4

raciones
Tiempo de preparación

30

minutos
Tiempo de cocinado

40

minutos
Calorías

300

kcal

Ingredientes

  • Cardo en conserva (2 botes)

  • Almendras crudas (100 g)

  • 1 vaso de caldo de verduras

  • 50 g de piñones

  • 3 dientes de ajo

  • 2 cucharaditas de harina

  • 1 vaso de leche entera (250 ml)

  • Sal

  • Pimienta

  • Aceite de oliva virgen extra

Paso

  • Cocer el cardo
  • si lo compras en bote ya viene cocido, si lo has comprado congelado o natural deberás hervirlo con una cucharada pequeña de harina durante unos 20 minutos. Es recomendable para que quitemos ese regusto amargo. Después de eso, lo reserváis para preparar la salsa.
  • Para la salsa de Almendras
  • Tostamos unas almendras en una sartén sin aceite durante unos 5 minutos.
  • Colocamos en un mortero para majar las almendras. los piñones, la textura es a gusto de cada uno, podemos majarlo muy fino o dejar algún trocito más grueso.
  • Doramos los dientes de ajo para cuando vayan cogiendo un poco de color.
  • Ahora le añadimos la harina a fuego medio, durante solo un minuto.
  • Añadimos el caldo de verduras y la leche.
  • Rectificamos de sal, y cuando vemos que está empezando a hervir, le añadimos las almendras molidas.
  • Esperamos otro minutito y mezclamos todo bien para que nos quede una salsa cremosa.
  • Añadimos el cardo que teníamos reservado y salpimentamos al gusto, dejaremos cocer un par de minutos sin removerlo mucho.
  • Presentación final
  • Podemos presentarlo con unos piñones por encima tostados o incluso, algunos trocitos de almendras tostadas.
Paletilla asada

Paletilla asada

Paletilla asada

0 from 0 votes
Receta de icorton
Raciones

4

raciones
Tiempo de preparación

30

minutos
Tiempo de cocinado

40

minutos
Calorías

300

kcal

Ingredientes

  • 2 paletillas de cordero

  • 4 cebollas

  • 12 dientes de ajo

  • 4 patatas medianas

  • ½ vaso de vino blanco

  • Aceite de oliva

  • 3 hojas de laurel

  • Tomillo

  • Pimienta

  • Romero

  • sal

Paso

  • Precalentamos el horno a 200ºC.
  • Cortamos las patatas en rodajas, lavamos y pelamos todas las verduras.
  • Agregamos un chorro pequeño de aceite en una bandeja grande y colocamos las patatas encima.
  • Incorporamos también las cebollas, ajos, laurel y salpimentamos.
  • Sobre cada paletilla añadimos un chorrito de aceite y lo esparcimos con la mano sobre toda la pieza.
  • Colocamos las paletillas sobre las verduras y les agregamos sal, romero y tomillo.
  • Lo introducimos en el horno y cada 20 minutos le añadimos medio vaso de agua, por espacio de una hora y cuarto.
  • Luego subimos a 250ºC la temperatura del horno por 45 minutos más. Seguimos agregando cada 20 minutos agua y el último será de vino.
  • Retiramos la bandeja del horno y servimos caliente.
oreja a la plancha

Oreja a la plancha

Cualquiera de las recetas de oreja que se consumen en nuestro país, incluida la de la oreja a la plancha, pertenecen al recetario más clásico y tradicional de nuestra gastronomía. Lo que no está muy claro es el origen de esta receta, aunque muchos historiadores gastronómicos creen que, como muchas otras recetas de casquería, tienen su origen en la Comunidad de Madrid.

Oreja a la plancha

0 from 0 votes
Receta de icorton Plato: Rápido y fácil
Raciones

4

raciones
Tiempo de preparación

30

minutos
Tiempo de cocinado

40

minutos
Calorías

300

kcal

Ingredientes

  • 2 orejas de cerdo bien limpias

  • 5 hojas de laurel

  • 3 ramas de tomillo fresco

  • Orégano

  • 4 ajos

  • Sal

  • Pimienta

  • 1 chita de pimentón dulce/ picante

  • Aceite de oliva virgen

Paso

  • Cocemos la oreja en abundante agua, durante una hora y media
  • Es un ingrediente muy duro por lo que si no utilizamos la olla rápida tendremos que tenerlo mínimo una hora a fuego medio. Si lo hacemos en olla exprés, lo cocemos durante 20 minutos con 4 o 5 hojas de laurel, tomillo, dientes de ajo y un poco de sal.
  • Una vez cocida, la escurrimos y cortamos en trozos pequeño.
  • En un mortero, hacemos un majado con los dientes ajo, orégano, tomillo y una cucharadita de pimentón. Agregamos una vez majado un poco de aceite de oliva.
  • Impregnamos por completo nuestra oreja en un recipiente y dejamos reposar mínimo una hora para que absorba todos los sabores.
  • Cocinamos la oreja por la plancha o por una sartén bien caliente a fuego fuerte, de esta manera se creará esa costra tan característica. Recordad ir removiendo constantemente para que no se queden pegados los trozos ya que la oreja es muy gelatinosa.