oreja a la plancha

Oreja a la plancha

Cualquiera de las recetas de oreja que se consumen en nuestro país, incluida la de la oreja a la plancha, pertenecen al recetario más clásico y tradicional de nuestra gastronomía. Lo que no está muy claro es el origen de esta receta, aunque muchos historiadores gastronómicos creen que, como muchas otras recetas de casquería, tienen su origen en la Comunidad de Madrid.

Oreja a la plancha

0 from 0 votes
Receta de icorton Plato: Rápido y fácil
Raciones

4

raciones
Tiempo de preparación

30

minutos
Tiempo de cocinado

40

minutos
Calorías

300

kcal

Ingredientes

  • 2 orejas de cerdo bien limpias

  • 5 hojas de laurel

  • 3 ramas de tomillo fresco

  • Orégano

  • 4 ajos

  • Sal

  • Pimienta

  • 1 chita de pimentón dulce/ picante

  • Aceite de oliva virgen

Paso

  • Cocemos la oreja en abundante agua, durante una hora y media
  • Es un ingrediente muy duro por lo que si no utilizamos la olla rápida tendremos que tenerlo mínimo una hora a fuego medio. Si lo hacemos en olla exprés, lo cocemos durante 20 minutos con 4 o 5 hojas de laurel, tomillo, dientes de ajo y un poco de sal.
  • Una vez cocida, la escurrimos y cortamos en trozos pequeño.
  • En un mortero, hacemos un majado con los dientes ajo, orégano, tomillo y una cucharadita de pimentón. Agregamos una vez majado un poco de aceite de oliva.
  • Impregnamos por completo nuestra oreja en un recipiente y dejamos reposar mínimo una hora para que absorba todos los sabores.
  • Cocinamos la oreja por la plancha o por una sartén bien caliente a fuego fuerte, de esta manera se creará esa costra tan característica. Recordad ir removiendo constantemente para que no se queden pegados los trozos ya que la oreja es muy gelatinosa.
Bocata de calamares la receta tradicional madrileña

Bocata de calamares la receta tradicional madrileña

Sabemos que en Madrid se consumía buen pescado desde el siglo XVI: llegaba en invierno a lomos de mulas que viajaban desde Galicia y las costas del Cantábrico gracias a los arrieros maragatos procedentes de León. “El camino que cruzaba la maragatería de este a oeste se llamaba ‘calzada real’ o ‘camino gallego’, en total eran 100 leguas y aproximadamente doce jornadas en llegar a Madrid ; para que llegase bien el pescado se construyeron pozos que rellenaban con nieve durante el invierno y que resistían gran parte del verano”, explica Jose María Escudero Ramos en Cocinando la historia. Curiosidades gastronómicas de Madrid. Como no siempre llegaba en las mejores condiciones, de ahí surgió, por ejemplo, poner rodajas de limón en el besugo o tradiciones castizas como el carnavalesco entierro de la sardina.

Ya en el siglo XVIII los tiempos mejoraron y los arrieros maragatos hacían entregas de pescado y marisco fresco de Galicia a Madrid en cuatro días, mediante en el servicio de postas (correos a caballo) . Todo cambió cuando el ferrocarril, todavía lento, puso en contacto directo las costas con Madrid.

Entre las posibles razones del origen también está la influencia de la gastronomía andaluza en la capital. Por un lado, desde mediados del siglo XIX Madrid se abre a nuevas sugerecias al ritmo de la época o, como la denomina José Corral en Ayer y hoy de la gastronomía madrileña, la corriente andalucista : “fue en ese momento cuando Madrid se llena de colmaos flamencos y tabernas gitanas, con sus vinos generosos, con sus pescaítos fritos, con las gracias ligeras y apetitosas de la cocina andaluza, y la moda caló en Madrid y hondamente, llegando con fuerza hasta la crisis de la primera guerra europea. Después va decayendo, perdiendo establecimientos uno a uno, entristeciéndose en el silencio de la soledad los viejos colmados…”

Bocata de calamares la receta tradicional madrileña

0 from 0 votes
Receta de icorton
Raciones

4

raciones
Tiempo de preparación

30

minutos
Tiempo de cocinado

40

minutos
Calorías

300

kcal

Ingredientes

  • 1 baguette pequeña

  • 2 calamares grandes

  • Sal

  • Aceite de oliva

  • Mayonesa casera

Paso

  • Limpiamos los calamares. Retiramos las aletas y le quitamos la piel exterior. Damos la vuelta al calamar de dentro a fuera y limpiamos bien las tripas, que no quede nada.
  • Lavamos bien los calamares debajo del grifo y los cortamos haciendo las anillas de calamar.
  • Las anillas las pasamos por harina y retiramos bien los restos.
  • Freímos en abundante aceite caliente, ya sea de girasol o de oliva.
  • Pasamos por papel de cocina los calamares fritos para retirar el exceso de aceite.
  • Ponemos una capa de mayonesa casera, y rellenamos el pan de calamares.
Huevos-al-salmorrejo

Huevos al salmorrejo

Has leído bien, salmorrejo, no, no se trata de salmorejo andaluz, sino de salmorrejo, así que vamos a por la Receta de Huevos al salmorrejo.

En Aragón el salmorrejo es una forma de cocinar algunos productos, dice el académico Darío Vidal Listerri que “salmorrejo” viene de “salmorra” (salmuera) que es una forma de guardar las carnes de cerdo sobre todo, en sal, en salmuera un tanto especial pues es de aceite.

Son las clásicas carnes y embutidos enfrascados o embotados de Aragón o en algunas zonas de Castilla la Vieja. puesto que antiguamente no se contaba con los métodos de conserva de hoy en día, cuando había época de matanza del cerdo quedaban excedentes que se estropeaban, por lo que se comenzó a usar la salmorra (sal) como conserva, tras lo cual se freía la carne y se conservaba en aceite.

Salmuera

Esta carne acompañada de espárragos y huevos escalfados es el delicioso salmorrejo aragonés, que en la actualidad ha sustituido la conserva de carne por lomo y longaniza.

Ya se sabe que de los cerdos se aprovecha todo y de ellos se debía guardar todo lo posible para ser consumido a lo largo del año. De ahí viene la conserva de la matanza. Se trata de freír algunas partes, como el lomo o la longaniza, y guardarlas en el mismo aceite de la fritura en pucheros y tarteras para todo el año. El salmorrejo es una forma muy popular en Aragón de usar todos estos ingredientes.

Los huevos al salmorrejo tienen un origen humilde, como muchas de las recetas tradicionales, y es que mezclar espárragos, longaniza, lomo y huevos casi puede parecer que quien ideó esta receta, bien podría haber utilizado los ingredientes que tuviese en la despensa y mezclarlos sin sentido. Pero el caso es que la receta resultante es muy sabrosa y se ha convertido en una de las más conocidas de la comunidad autónoma de Aragón.

Si te gusta la Gastronomía de Aragón, te dejo la página Recetas de la Comunidad de Aragón

Huevos al salmorrejo

0 from 0 votes
Receta de icorton
Raciones

4

raciones
Tiempo de preparación

30

minutos
Tiempo de cocinado

40

minutos
Calorías

300

kcal

Ingredientes

  • 8 huevos

  • 4 filetes de lomo de cerdo

  • 200 gr de longaniza

  • 8 espárragos de bote

  • 4 dientes de ajo

  • 1 cucharada de perejil picado

  • Agua

  • Sal

Paso

  • Ponemos los dientes de ajo cortados en laminas, en la sartén con un chorro de aceite de oliva.
  • Cuando empiecen a ponerse dorados, añadimos la longaniza y los filetes de lomo, hasta que estén un poco hechos, no del todo, solamente que cojan color. Reservamos
  • en el mismo aceite donde hemos frito lo anterior, vamos a freir los espárragos, así aprovecharemos la grasa de la longaniza.
  • Antes de que doren los espárragos, añadimos agua del bote de espárragos y cuando empiece a hervir, añadimos lo que teníamos reservado, la longaniza y el lomo.
  • Entre lo que tenemos en la sartén deberemos hacer huevos donde colocaremos los huevos, con mucho cuidado de que no se rompa la yema. Intentaremos porner los 8, sin que los huevos se toquen entre sí.
  • Tapamos la sartén y la dejamos cocinar unos 5 minutos, hasta que la clara quede cuajada y la yema algo líquida
  • Para servir, ponemos en cada plato un trozo de longaniza, otro de lomo, dos espárragos y dos huevos. Decoramos con en perejil picado.
Arroz con almejas y borrajas

Arroz con almejas y borrajas

Peculiar es la procedencia de este plato reciente (1987) que no sólo es famoso en los restaurantes aragoneses, sino que, en un inusual giro, de allí ha pasado a ser el gran clásico de las cocinas domésticas.

Fue el chef Miguel Ángel Revuelto (conocido como Capitán Borrajas) quien, en el conocido Gayarre, creó unas cenas románticas para animar los jueves. Y esa receta que se inventó, inopinada entonces, registró un éxito inmediato, pasando a ser hoy el plato de cuchara par excellence de Aragón.

Su elaboración no es compleja: sofreír un poco de ajo picado y perejil, añadir harina y verter fumet de pescado. Agregar las borrajas cortadas en bastoncillos y el arroz. Dejar cocer unos 10 minutos e incorporar las almejas y la sal. Cuando se abran los bivalvos, y controlando que el cereal esté en su punto, ya se puede servir. La borraja es una hortaliza muy digestiva, con propiedades diuréticas, sudoríficas y tonificantes y a la que, además, se le atribuye un efecto protector contra el cáncer de estómago. 

Si te gusta la Gastronomía de Aragón, te dejo la página Recetas de la Comunidad de Aragón

Arroz con almejas y borrajas

0 from 0 votes
Receta de icorton
Raciones

4

raciones
Tiempo de preparación

30

minutos
Tiempo de cocinado

40

minutos
Calorías

300

kcal

Ingredientes

  • 160 gr. de arroz

  • 400 gr. de borraja

  • 16 almejas

  • 2 dientes de ajo

  • 1 cucharadita de perejil picado

  • 1 dl. de aceite

  • 2 dl. de caldo de pescado

  • 1 cucharada de harina

  • sal

Paso

  • Echamos en una sartén un poco de aceite y sofreímos el ajo picado y perejil.
  • Añadimos la harina y el caldo de pescado.
  • Agregamos las borrajas cortadas en bastoncillos junto con el arroz.
  • Cuando lleve unos 10 minutos en el fuego, añadimos la sal y las almejas.
  • Una vez estén abiertas las almejas, rectificamos de sal y comprobamos el punto del arroz.
Pollo al chilindrón

Pollo al chilindrón

Es uno de los platos más famosos de la gastronomía española. debe su nombre a la salsa característica que lo acompaña, tradicional de Aragón, zon productiva de tomates y pimientos.

se dice que en su orígen el chilindrón era un juego de cartas muy popular en las tabernas aragonesas (concretamente Terual) y, aparentemente, el ganador de este juego decidia quién pagaba la comida,. Un guiso llamado “chilindrón”.

Este plato pronto se extendió hacia zonas limítrofes como Navarra, La Rioja y el País Vasco, convirtiéndose en un plato muy popular y emblemático de la gastronomía española.

Una salsa especial

sunombre se debe a la salsa Chilindrón, una preparación muy típica de la parte nororiental de España, y la receta original puede cambiar con facilidad de preotagonista. Podemos encontrarla hecha con carne de conejo, pollo, cordero e incluso, paloma, todos con la denominación añadida de chilindrón.

el color rojizo que toma la salsa se debe al contenido de licopeno (colorante natural rojo) del tomate y los pimientos que se utilizan en su preparación. Además, lleva abundante ajo, cebolla y unos cubos de jamón de Teruel o panceta.

Es un plato que se solía preparar hacia finales de primavera y durante el verano, ya que los ingredientes de la salsa se recolectaban en esta éopca.

Tradicional y sencilla, esta receta nunca falta en ningún recetario de cocina española.

Pollo al chilindrón

0 from 0 votes
Receta de icorton
Raciones

4

raciones
Tiempo de preparación

30

minutos
Tiempo de cocinado

40

minutos
Calorías

300

kcal

Ingredientes

  • 1 pollo

  • 3 cebollas medianas

  • 4 pimientos rojos

  • 2 hojas de laurel

  • 6 dientes de ajo

  • 1 kg. de tomates naturales

  • 250 ml. vino blanco

  • 200 gr. de jamón de Teruel

Paso

  • En una sartén cubrimos el fondo con aceite de oliva. agarren al fondo.
  • Pelamos los dientes de ajo y los añadimos a la sartén para que doren. Cuando cojan color los retiramos.
  • Limpiamos el pollo y lo cortamos en trozos, lo salamos y los ponemos en la sartén donde hemos dorado los ajos. Lo freímos a fuego fuerte. hasta que este dorado., entonces lo retiramos de la sartén y lo reservamos.
  • Cortamos la cebolla y los pimientos en tiras y picamos los ajos.
  • En una cazuela ponemos aceite y pochamos a fuego medio la cebolla y el ajo.
  • Cuando empiece a coger color añadimos los pimientos y el laurel
  • Cortamos el jamón en trozos cuadrados y se los echamos a los pimientos.
  • Pelamos los tomates y los cortamos en trozos pequeños y los añadimos también.
  • cocinaremos todo a fuego medio, sobre 6 minutos, removiendo de vez en cuando, para que no se nos pegue.
  • Añadimos el pollo y el vino dejamos que se cocine otros 6 minutos, removiendo para que se repartan los sabores de los ingredientes