cocina@cocinayaroma.es

Entrantes

oreja a la plancha

Oreja a la plancha

Cualquiera de las recetas de oreja que se consumen en nuestro país, incluida la de la oreja a la plancha, pertenecen al recetario más clásico y tradicional de nuestra gastronomía. Lo que no está muy claro es el origen de esta receta, aunque muchos historiadores gastronómicos creen que, como muchas otras recetas de casquería, tienen su origen en la Comunidad de Madrid.

Oreja a la plancha

0.0 from 0 votes
Receta de icorton Plato: Rápido y fácil
Raciones

4

raciones
Tiempo de preparación

30

minutos
Tiempo de cocinado

40

minutos
Calorías

300

kcal

Ingredientes

  • 2 orejas de cerdo bien limpias

  • 5 hojas de laurel

  • 3 ramas de tomillo fresco

  • Orégano

  • 4 ajos

  • Sal

  • Pimienta

  • 1 chita de pimentón dulce/ picante

  • Aceite de oliva virgen

Paso

  • Cocemos la oreja en abundante agua, durante una hora y media
  • Es un ingrediente muy duro por lo que si no utilizamos la olla rápida tendremos que tenerlo mínimo una hora a fuego medio. Si lo hacemos en olla exprés, lo cocemos durante 20 minutos con 4 o 5 hojas de laurel, tomillo, dientes de ajo y un poco de sal.
  • Una vez cocida, la escurrimos y cortamos en trozos pequeño.
  • En un mortero, hacemos un majado con los dientes ajo, orégano, tomillo y una cucharadita de pimentón. Agregamos una vez majado un poco de aceite de oliva.
  • Impregnamos por completo nuestra oreja en un recipiente y dejamos reposar mínimo una hora para que absorba todos los sabores.
  • Cocinamos la oreja por la plancha o por una sartén bien caliente a fuego fuerte, de esta manera se creará esa costra tan característica. Recordad ir removiendo constantemente para que no se queden pegados los trozos ya que la oreja es muy gelatinosa.

Oreja a la plancha Leer más »

Caracoles a la madrileña

Caracoles a la madrileña

Plinio el Viejo mencionaba los caracoles en su obra Naturalis historia, ya que los romanos fueron la primera civilización de la que queda constancia un consumo habitual de caracoles. Aunque pueda resultar curioso, poco han evolucionado su obtención y sus recetas, ya que los romanos incluso tenían criaderos relativamente similares a los actuales.

Se trata de uno de los platos más antiguos de la gastronomía española -y mediterránea- si bien en cada época se han comido por motivos radicalmente distintos. Pero el consumo de los caracoles se remonta al paleolítico, una época en la que imaginamos a fieros hombres cazando gigantescos animales, cuando lo más habitual era que “echaran mano” de los recursos sencillos y poco peligrosos.

Este era el caso de la recolección puntual de champiñones, frutas silvestres o caracoles. De ello dan muestra las conchas de caracol de los yacimientos de la región de los Alpes Marítimos en Francia o de LAbric, junto a Benidorm.

En esos tiempos remotos, los caracoles suponían una fuente rápida de alimentación, al igual que lo han sido durante el resto de la historia en épocas -y zonas- de hambre, guerra o escasez.

Los romanos

Pero fueron los romanos, verdaderos creadores de modas de origen plebeyo que ellos convertían en tendencia, en curiosidad y en objeto de culto. Algo así como lo que actualmente ocurre cuando se comen los pajaritos fritos, las ancas de rana o el lagarto, bastante más habituales en España que en el resto del mundo, y convertidos en manjares localmente (No nos acomplejemos, que en China el escorpión y la cucaracha se venden en exquisitos mercados).

Lo curioso es que los romanos, no solo los incluían en su dieta sino que les atribuían propiedades beneficiosas para la salud -algo que podríamos volver a investigar- e incluso un cierto “karma” que los convertía en amuleto de la suerte. Así pues, los caracoles llenaban los frisos y los suelos de mosaico de las villas romanas, y se reflejaban en los dibujos de la época.  

Los romanos ya criaban de forma industrial en huertos que llamaban coclearia, que no han variado en exceso de los que ahora tenemos en España y Francia, principalmente.

Países Católicos

En los países católicos culturalmente, como España, Francia e Italia, la tradición ha continuado porque durante la Edad Media los caracoles consistían un buen sustituto para la carne en tiempo de Cuaresma, y eran un producto muy fácil de obtener de modo gratuito. “El arte de cozina” de Diego Granado, de 1614, muchas veces retomado por otros escritores de gastronomía y artes culinarias, fue el primer libro de cocina en lengua castellana.

En el se reflejan recetas de monasterios, que los incluían en su dieta por ser un producto que ellos mismos podían conseguir con facilidad, si bien siempre se ha creído con razón que según el alimento del caracol y el tipo de especie, estos podían tener unas u otras propiedades, e incluso ser venenosos. Diego Granado detallaba el modo de limpiarlos, conservarlos y cocinarlos.

Si quieres ver más recetas te dejo la página con las Recetas de la Comunidad de Madrid

Caracoles a la madrileña

0.0 from 0 votes
Receta de icorton
Raciones

4

raciones
Tiempo de preparación

30

minutos
Tiempo de cocinado

40

minutos
Calorías

249

kcal

Ingredientes

  • Para la precocción
  • 600 gr caracoles

  • 900 ml de agua

  • 2 chta de sal gorda

  • Sofrito
  • 1 cebolla

  • 2 dientes de ajos

  • 100 ml aceite de oliva

  • 1 chta de pimentón

  • 1 guindilla

  • 1 chorizo

  • 100 gr jamón ibérico

  • 500 ml caldo de cocción (carne)

  • 1 tomate natural triturado

  • 1 pizca de comino molido

  • 1 hoja de laurel

  • 1 chta maizena

Paso

  • Lo primero que haremos es limpiar bien los caracoles. Para ello los introduciremos en un bol lleno de agua fría y sal gorda y les daremos vueltas hasta que suelten prácticamente todo su moco. Repetiremos este proceso varias veces para que queden bien limpios.
  • Introducimos los caracoles en una olla con abundante agua Fría a fuego lento.
    Cuando el caracol comienza a salir, aumentamos la potencia del fuego.
  • La espuma blanca que irá apareciendo debes retirarla con ayuda de una espumadera.
  • Cuando el agua esté muy sucia, los sacaremos de la olla, los colaremos y los pondremos a hervir en otra olla (o la misma pero limpia) junto con una cebolla, un diente de ajo y un poquito de sal, durante 3 horas.
  • Una vez cocidos, sácalos de la olla y resérvalos. Además, reserva el agua que hemos utilizado para cocerlos, la necesitaremos en el paso 10.
  • Ahora vamos a preparar el sofrito. Para ello corta en pedazos pequeños una cebolla, en láminas finas el ajo y el tomate tritúralo.
  • Ponlo todo en una sartén con aceite de oliva para sofreírlo.
  • Añade la guindilla, el pimentón, el jamón y el chorizo y sofríelo durante un par de minutos.
  • En este momento añadiremos el tomate y lo dejaremos en la sartén durante 15 minutos a fuego lento.
  • Pasados los 15 minutos añade los caracoles a la sartén y añade un poco del agua que habíamos reservado anteriormente en el paso 5.
  • Cuando la salsa se haya espesado, los caracoles estarán listos para servir.
  • Si quieres añadirle un plus de sabor, te recomendamos hacer una mezcla de ajo, sal, pimienta negra y unas semillas de comino. ¡Añádelo al plato final y todos querrán chuparse los dedos!

Caracoles a la madrileña Leer más »

Huevos rotos con Jamón

Huevos rotos con Jamón

Hablar de huevos rotos con Jamón o huevos estrellados es hablar de un plato tradicional, humilde, muy nutritivo e increíblemente delicioso. ¿Su origen? Pues, para ser sinceros, es una incógnita. Cervantes ya mencionaba en el primer capítulo de El Quijote, de 1605, lo que podría ser el origen de la receta actual. Lope de Vega, en 1612 también mencionaba literalmente “huevos estrellados”. Y Velázquez, unos años más tarde, en su cuadro “Vieja friendo huevos” también podría estar dándonos alguna pista. ¿Será que el Siglo de Oro español además de darnos grandes y prolíficos artistas también nos regaló esta riquísima y popular receta?

Lo que está claro es que el plato se ha extendido con el tiempo por toda la geografía nacional. Unplato humilde que, tradicionalmente, sacaba a las familias menos pudientes de más de un apuro. Después, ya sabéis, a los huevos con patatas se le fueron agregando sabrosos ingredientes que pulieron la receta hasta lo que hoy en día llamamos huevos rotos o huevos estrellados

Si quieres ver más recetas te dejo la página con las Recetas de la Comunidad de Madrid

Huevos rotos con Jamón

0.0 from 0 votes
Receta de icorton
Raciones

4

raciones
Tiempo de preparación

30

minutos
Tiempo de cocinado

40

minutos
Calorías

300

kcal

Ingredientes

  • 1/2 Kg patatas

  • 2 dientes de ajo

  • 6 huevos frescos

  • aceite

  • sal

  • 200 gr Jamón Ibérico

Paso

  • Pelamos las patatas, las lavamos, cortamos en bastones y secamos con papel de cocina
  • Ponemos a calentar aceite abundante en una sartén a fuego alto y, cuando esté caliente, echamos las patatas en la sartén.
  • Esperamos 1 minuto y bajamos el fuego casi al mínimo. Las dejamos que se vayan cocinando en el aceite hasta que estén blanditas
  • Cuando las patatas estén tiernas, subimos el fuego sin revolver mucho las patatas para que no se rompan y las dejamos hasta que estén ligeramente doradas por fuera, pero sin llegar a estar crujientes.
  • Cuando estén listas, las escurrimos bien sacándolas con cuidado con una espumadera o bien pasándolas a un colador para que escurran bien, después las pasamos al plato o fuente de servir y las salamos al gusto.
  • Freímos los huevos sin que la yema llegue a cuajar
  • Cuando estén fritos los huevos, los ponemos sobre las patatas, los salamos, los rompemos desgarrándolos con ayuda de una cuchara y un tenedor y teniendo cuidado de no romper las patatas y mezclamos con las patatas.
  • Colocamos sobre las patatas unas lonchas de jamón ibérico

Huevos rotos con Jamón Leer más »

Zorongollo

Zorongollo

La palabra zorongollo viene de zarangollo o zanagullo que quiere decir literalmente “ensalada de pimientos asados”. Es rico en nutrientes, apto tanto para verano e invierno y que utiliza alimentos que todos tenemos por casa. Se podría considerar un primer plato o una guarnición.

El Zorongollo es una ensalada Extremeña muy popular, especialmente en el norte de Extremadura, en la comarca de la Vera (Cáceres). Se elabora con tomates y pimientos asados, regados con sus propios zumos, así como con aceite de oliva y ajo. Es un plato que suele prepararse en verano, como acompañamiento de carnes asadas, un ejemplo es el cordero asado.

Hay diferentes variantes del zorongollo que te pueden gustar muchísimo y que pueden enriquecer la receta original de esta ensalada tradicional extremeña. En ocasiones, lo vas a poder encontrar aderezado con cebolla, jamón ibérico e incluso patata

Zorongollo

0.0 from 0 votes
Receta de icorton Plato: Ensaladas, Entrantes, Extremadura
Raciones

4

raciones
Tiempo de preparación

30

minutos
Tiempo de cocinado

40

minutos
Calorías

300

kcal

Ingredientes

  • 3 pimientos rojos

  • 1 cebolleta

  • 2 tomates pera

  • 3 huevos

  • 2 dientes de ajo

  • aceite de oliva virgen extra

  • vinagre de Jerez

  • sal

  • perejil fresco picado

Paso

  • Limpiamos los pimientos, quitándoles el rabo y las pepitas y asándolos en el horno durante tres cuartos de hora a 200 grados o hasta que la piel esté negra. Podemos aprovechar los últimos 15 minutos de asado para asar unos tomates.
  • cortamos la cebolleta en forma de pluma bien fina y la colocamos en en cuenco cubierta de agua y una pizca de sal para rebajar la potencia.
  • Cocemos los huevos, echándolos en un cazo, los cubriéndolos de agua, llevando a punto de ebullición, donde los dejaremos durante unos 10 minutos antes de sacarlos y dejar que se enfríen para pelarlos.
    montar el plato. Para ello cortaremos los pimientos asados a tiras, le echaremos la pulpa del tomate asado o en conserva si no lo hemos asado y el diente de ajo. Regamos los ingredientes con un buen chorro de aceite de oliva virgen extra, le echamos vinagre al gusto y, por último, con una pizca de sal.
  • Para finalizar la receta, le echamos la cebolleta bien escurrida, el huevo cortado o picado y un chorrito más aceite que coronaremos con pimienta negra y perejil picado. Metemos en la nevera durante una hora y ya tendremos nuestro Zorongollo extremeño listo para disfrutarlo.

Zorongollo Leer más »

mejillones en salsa picante

Mejillones en salsa picante “Il diabolo”

Existen varias recetas de Los mejillones en salsa picante o rellenos, en algunos sitios los llaman mejillones tigre, aunque esos los veremos en otra receta, salvo en el País Vasco (donde los tigre se hacen con tomate? tienen su origen en el norte de España, sobre todo en Galicia, donde hay una antigua tradición de cultivo de mejillones. Su nombre se debe al origen picante de la receta. Incluso se les llama ‘tigres rabiosos’ a los mejillones que llevan más picante.

Los mejillones como he dicho es un plato que en Galicia es muy común usarlos en la cocina, desde solos con unas gotitas de limón, en bechamel, tigres, en escabeche… o como en la receta de hoy, mejillones en salsa picante

Historía

Viendo la historia fueron los romanos los que generalizaron su consumo, primero recogiéndolos en su su hábitat natural posteriormente en criaderos artificiales.
Más tarde, durante el reinado de Felipe II en España, su cocinero, el gallego Martínez Motiño, los introduciría en los menús de la Corte, traídos hasta Castilla en barriles desde el puerto portugués de Aveiro.

Ya en el siglo XVIII se ha documentado que la carne de los mejillones era utilizada como cebo para capturar piezas más cotizadas como los bacalaos.
A mediados del siglo XIX se iniciaron en España, concretamente en Galicia, las primeras experiencias de cultivo de mejillones. Pero sería a primeros del XX cuando se generalizaría la forma de cultivo que se conoce en la actualidad.

La mitilicultura o cría del mejillón se realiza de dos formas en bateas y en llanos:

Las bateas consisten en colocar plataformas de madera sobre el mar y descolgar de ellas cuerdas con la simiente del mejillón para que termine de formarse. En cada batea se ubican alrededor de 400 a 500 cuerdas que producirán una media de 45/50 Tm./años este sistema se utiliza tanto en Galicia como en el Mediterráneo.

La cría en llano o de fondo se realiza en el Mar del Norte.

Antes de comercializar los mejillones es necesario transportarlos a una depuradora, donde se eliminan sus impurezas y se analiza su salubridad, preparándolos para el consumo humano.

La Unión Europea es el primer productor de mejillones a nivel mundial. Así que no tenemos excusa para poder consumirlos, además los podemos disfrutar a un precio moderado.

Puedes ver más recetas de moluscos o pescado en Recetas de Pescado o Marisco

Mejillones en salsa picante “Il diabolo”

5.0 from 3 votes
Receta de icorton Plato: Entrante, pescado, mariscoCocina: EntranteDificultad: Fácil
Raciones

4

raciones
Tiempo de preparación

30

minutos
Tiempo de cocinado

40

minutos
Calorías

160

kcal

Ingredientes

  • Para la cocción
  • 3 kg de mejillones

  • 250 ml vino blanco

  • 2 hojas laurel

  • Una pizca de Sal

  • Para la salsa
  • 4 ch aceite oliva

  • 1 cebolla grande

  • 4 dientes ajo

  • cayena en polvo o guindilla

  • 1 1/2 ch sopera harina

  • 1 chta pimentón de la vera dulce

  • 2 ch tomate frito/triturado/natural

  • 250 ml del caldo de cocer los mejillones

Paso

  • Para la cocción
  • Introducimos todos los ingredientes en una cazuela con tapa
  • Ponemos a fuego medio y en 5 minutos veremos que se han abierto los mejillones
  • colamos el caldo de la cocción y reservamos
  • Sacamos los mejillones les quitamos la concha y reservamos
  • Para la salsa
  • Picamos el ajo en laminas y la cebolla en cuadrados pequeños
  • Ponemos en un cazo un chorrito de aceite de oliva y añadimos el ajo y la cebolla
  • Cuando este la cebolla pochada agregamos la harina y el pimentón sin dejar de remover 1 minuto, (veremos que se espesa y parece que forma grumos,
  • Incorporamos el caldo de la cocción y el tomate frito y la cayena o guindilla
  • Pasados 2 minutos, pasamos la salsa por un chino o con la batidora, reducimos todo, para que nos quede una salsa más fina y sin trozos.
  • añadimos los mejillones a la salsa y removemos un minuto más y ya los tendríamos listos para servir

Mejillones en salsa picante “Il diabolo” Leer más »