Vegana

dorada a la sal

Dorada a la sal al horno

Hoy veremos una receta que aunque parece muy difícil, es de lo más sencillo, solo teniendo en cuenta que el pescado sea muy fresco, la Dorada a la sal al horno.

La dorada es un pescado blanco y semi graso que se encuentra en el océano Atlántico y en el Mediterráneo principalmente. Le encanta comer todo tipo de crustáceos y animales de concha. Ni la ostra se resiste a sus dientes durísimos, preparados para romper con total facilidad las corazas de los mariscos.

Se suele encontrar en bancos de aguas arenosas y poco profundas. Su carne es deliciosa un auténtico manjar. Una vez que esté en su punto, la piel sale con facilidad y es muy sencillo extraer sus lomos limpios sin espinas

Cocinar a la sal es una técnica culinaria muy antigua además de mediterránea sobre todo si de pescados de trata, al humedecer la sal y expuesta al calor esta se solidifica creando una costra o coraza que protege los alimentos que hay dentro del calor directo y a su vez hace la función de horno o cámara casí hermética, esta va repartiendo el calor de manera uniforme a los alimentos que están dentro de esta costra de sal cocinándolos con el vapor de sus propios jugos.

Plato de marineros

La Dorada a la sal al horno, se trata de uno de los tantos platos que han ideado las gentes que en la costa se dedican al trabajo en la mar.

En este caso los pescadores más sabios asaban el pescado, en el mismo barco en el que pasaban días enteros sin poner pie en tierra firme. Pero lo hacían con las doradas recién pescadas, y las enterraban materialmente en sal sobre una piedra lisa de mármol.

Bajo esta piedra se colocaba un pequeño fuego de algas, cañas y carbón.

Se unían en este procedimiento 2 elementos básicos para este plato: la simplicidad del procedimiento y la calidad y frescura del pescado. Estas premisas siguen siendo básicas para obtener un sabroso plato.

Dorada a la sal al horno

0 from 0 votes
Receta de icorton Plato: SaludableCocina: PescadoDificultad: Fácil
Raciones

2

raciones
Tiempo de preparación

10

minutos
Tiempo de cocinado

20

minutos
Calorías

225

kcal

Ingredientes

  • 1 Dorada por persona

  • 1/5 Kg sal gorda

  • 1/2 Kg sal fina

  • Romero

  • Tomillo

  • Zumo de 1 limón

Paso

  • Ponemos el horno a precalentar a 200º
  • Ponemos el zumo de limón templado en un bol (podemos darle un toque en el micro)
  • Añadimos la sal gorda con la fina y las especias y mezclamos todo muy bien, para que nos quede más compacta y así sea más fácil quitarla después
  • Hacemos en la bandeja del horno una “cama” de sal, apelmazándola, para que quede compacta
  • Ponemos la/s Doradas encima y tapamos con el resto de la sal.
  • Apretamos para que nos quede bien compacta
  • Metemos al horno, teniendo en cuenta le peso de la Dorada, contando 20 minutos por Kilo.
  • Una vez terminado, sacamos del horno y le quitamos la cama de sal, para que no siga haciéndose.

Para saber si el pescado ya está hecho, yo utilizo dos trucos:

  • Observar si los ojos están blancos y abultados. En este caso las doradas ya están hechas.
  • En caso de que no estemos seguros, otro indicio de que hay que retirar el pescado es que la sal de la superficie, comienza a tomar un color tostado y la cocina tiene un aroma muy característico a mar y pescado cocinado.

Te dejo otras opciones si lo que quieres es cocinas Recetas de pescado.

pimientos asados

Hacer pimientos asados en el horno

Hacer pimientos asados en el horno

0 from 0 votes
Receta de icorton Plato: Ensaladas, Entrantes, Sin gluten, Sin lactosa, Smoothies, Tapas, Vegana, Verdura
Raciones

4

raciones
Tiempo de preparación

30

minutos
Tiempo de cocinado

40

minutos
Calorías

300

kcal

Ingredientes

  • 6 Pimientos

  • Aceite de Oliva

Paso

  • Ponemos el horno a precalentar a 180º
  • Mientras calienta, lavamos los pimientos y los secamos.
  • Cogemos la bandeja de horno, le ponemos papel de horno y colocamos los pimientos encima.
  • Con ese aceite de oliva virgen que tenemos, ponemos por encima de los pimientos.
  • Metemos la bandeja con los pimientos en el horno y lo dejamos 45 minutos.
  • Una vez pasados los 45 minutos apagamos el horno y los dejamos dentro, incluso toda la noche, veremos como al día siguiente, se les puede sacar la piel mucho mejor.
  • Una vez pelados ya los tenemos preparados para preparar el plato que mas nos guste ¡¡¡

risotto-de-setas

Risotto con setas

La primera receta de risotto con setas, surgió del norte de Italia, más concretamente en la zona de Milán hacia el 1574 durante la época del Renacimiento. Esto es así porque en el 1300 llega este grandioso cereal a la península itálica y empieza a cultivarse en Nápoles.

Esta primera receta será el risotto a la milanesa, que nace a raíz de la costumbre en el norte de Italia donde cocinaban el arroz con caldo de pollo. Realmente el arroz a la milanesa no tiene gran misterio.

Este plato consiste en un arroz tostado realizado con un sofrito de cebolla al que se le añade caldo caliente. Más tarde se condimenta el arroz con queso Parmesano y azafrán. El azafrán es la clave del risotto a la milanesa, el color dorado que le otorga éste condimento es el color único y característico de este tipo de risotto.

A mediados del 1500 se conoce por primera vez el “Vianda de riso alla Lombarda”, que era un prototipo de receta de risotto hecha co arroz hervido, capas de queso, huevos, azúcar y canela.

Antonio Nebbi habla en su antiquísimo libro de recetas el “Cuoco Maceratese” de un método revolucionario que transformará el risotto originario. Sofríe el arroz con mantequilla y cebolla picada. Le añade leche a la receta tradicional, luego el caldo y sazona el arroz con especias.

La receta definitiva aparecerá en 1809 en un misterioso libro de recetas editado en Milán. Esta receta se llamará el “Riso Giallo in padella”, donde se cuece el arroz previamente salteado en un sofrito de mantequilla, cebolla y cervellato (que es la casquería del pollo en este caso), se añade progresivamente el caldo previamente atemperado, ya aderezado con azafrán.

En 1829, Felice Luraschi edita la receta donde este antiguo “risotto riso giallo” se convierte en el “risotto alla Milanese giallo”

Risotto con setas

0 from 0 votes
Receta de icorton Plato: Arroz, Rápido y fácil, Sin gluten, Vegana
Raciones

4

raciones
Tiempo de preparación

30

minutos
Tiempo de cocinado

40

minutos
Calorías

300

kcal

Ingredientes

  • 200 gr de arroz (Aquí te dejo tipos de arroz)

  • 600 ml de caldo de verduras

  • 150 gr de setas

  • 1 cebolla grande

  • 50 gr queso Gran Padano

  • 100 ml de vino blanco

  • 2 dientes de ajo

  • aceite de oliva

  • pimienta negra

  • sal

Paso

  • El proceso para hacer la Receta del Risotto de Setas es muy sencillo, pero eso sí, hay que seguir unas pautas muy simples
  • El primer paso es la elección de un grano para hacer nuestro Risotto de setas, Aquí te dejo una página con información sobre los tipos de granos.
  • Por otro lado un buen caldo de verduras, que si es natural mucho mejor, sino podemos encontrar en nuestra tienda de barrio uno bien de precio, para usarlo en nuestro risotto de setas, tendrá que estar caliente, yo lo pongo en un cazo a fuego lento para que no pierda temperatura.
  • Y por último no remover el arroz con la chuchara para no romper el grano de arroz en exceso, hay que mover la cazuela con movimientos circulares.
  • Y dicho esto comenzamos con nuestra receta.
  • Empezamos pelando los ajos y picándolos muy finos, y ponemos en una sartén junto con un buen chorro de aceite, hasta que se doren (yo uso la misma cazuela donde voy a hacer el risotto.
  • Picamos la cebolla muy fina y cuando el ajo empiece a estar dorado, la añadimos y vamos removiendo a fuego medio.
  • Ya habremos puesto el caldo a calentar o ya lo tendremos caliente.
  • Ahora vamos a cortar las setas en tiras, que luego menguarán en la cazuela.
  • Cuando la cebolla se ponga transparente añadimos las setas, con una pizca de sal y otra de pimienta negra.
  • Cuando las estas estén un poco doraditas.
  • Ahora vamos añadimos el vino y subimos un poco el fuego para ayudar a que se evapore el alcohol, con un par de minutos a fuego fuerte es suficiente.
  • Bajamos de nuevo el fuego a medio y añadimos el arroz, removeremos con ayuda de una cuchara durante unos 30 segundo y añadimos caldo caliente, con ayuda de un cazo si queremos, hasta que se empiece a ver el caldo entre el arroz, a partir de este punto contamos 18 minutos.
  • A medida que vaya desapareciendo el caldo, iremos añadiendo con ayuda del cazo, más caldo poco a poco y en varias tandas, repetimos el proceso hasta acabar el caldo por completo, moviendo la cazuela con movimientos circulares, intentaremos no meter la cuchara, para no romper en exceso el grano.
  • Puede pasarlos, que una vez acabado el caldo nos haga falta un poco más, si no tenemos caldo y vamos a añadir agua, recuerda que siempre tiene que estar muy caliente.
  • Pasados los 18 minutos probamos el arroz, si esta al punto que cocción, que no este duro, rallamos por encima el queso Gran Padano, si preferimos usar otro queso, podemos usar parmesano, pero el original y con más potencia de sabor es el italiano, Gran Padano.
  • Ahora si, removemos bien para que con el calor se deshaga el queso y se mezcle y funda con el arroz y las setas.
  • Y listo para servir.
  • Personalmente me gusta usar un aro redondo y llenarlo decorándolo con un ramillete de cebollino, pero se puede emplatar a gusto de cada uno.

pulpo a feira

Pulpo a feira o a la gallega

Pulpo a feira o a la gallega

0 from 0 votes
Receta de icorton Plato: Pescados, Sin gluten, Sin lactosaCocina: GallegaDificultad: Fácil
Raciones

4

raciones
Tiempo de preparación

30

minutos
Tiempo de cocinado

40

minutos
Calorías

69

kcal

Ingredientes

  • Pulpo de 2 o 3 Kilos

  • ! Kg Patata

  • Pimentón dulce

  • Pimentón Picante

  • Aceite de oliva

  • Sal gorda

Paso

  • DEL PULPO
  • Lo primero que tenemos que tener en cuenta y punto principal, es el estado del pulpo.
    Si lo compramos congelado, lo dejamos descongelar el día anterior.
    Si lo cogemos sin que haya pasado por el congelador hay que “ablandarlo” os sonará lo de “dar una paliza al pulpo” pues es precisamente para eso. El pulpo de por sí es duro y o lo apaleamos para ablandar la carne o la mejor opción es congelarlo de antemano.
  • Una vez descongelado, limpiamos bien la cabeza, que puede tener aun tripas o suciedad.
    Cogemos una cazuela grande, ya que la vamos a llenar de agua y meter el pulpo, tiene que coger todo.
  • Encendemos el fuego y ponemos la cazuela con el agua nada más (sin sal, hay gente que le pone unas hojas de laurel, pero el autentico solo se cuece en agua)
  • Cuando el agua empiece a hervir, “asustamos al pulpo” es decir, lo cogemos por la cabeza y lo sumergimos sin que nuestros dedos toquen el agua y lo sacamos.
  • Así hasta tres veces seguidas, y ya lo soltamos dentro del agua.
  • El tiempo de cocción varia en función del peso, si es menor de 2 Kg, con 30 minutos llegará, pero si es de mas de 2 Kg en torno a los 40 min.
  • Con un tenedor lo pincharemos y comprobaremos la dureza del mismo.
  • Una vez que lo tengamos en su punto, lo sacamos del agua y lo cortamos (a tijera) en pequeños trozos.
  • DE LAS PATATAS
  • Aprovechando el agua de cocción del pulpo, metemos las patatas peladas y partidas por la mitad.
    Cocemos durante 15 minutos.
  • Ya tenemos todo listo para servir ¡¡¡
  • MONTAMOS EL PLATO
  • Cortamos las patatas con un grosor de un centímetro y lo la ponemos una capa sobre un plato, encima ponemos una capa de pulpo, tanto pata como cabeza.
  • Salamos todo por encima con la sal gorda.
  • A parte mezclamos la misma cantidad de pimentón picante y pimentón dulce (o al gusto)
  • Espolvoreamos bien por encima.
  • Rociamos con aceite de oliva.
  • Ya tenemos este delicioso plato listo para comer ¡¡¡

Boquerones en vinagre caseros

Elaboración: 30 min
Cocción: 48 h
Listo en: 48 hr 30 min

HISTORIA:

De la historia de los Boquerones en vinagre caseros ni que decir tiene que lo bueno de este plato reside en lo castizo y sabroso que resulta en nuestros clásicos aperitivos, esa forma tan española de comer que, con el nombre de “Tapas”, empieza a dar la vuelta al mundo, y cuyo origen histórico, son los mezzés sefardís de Andalucía.

Esta preparación es tan antigua que no se puede concretar su origen, aunque con ligeras variaciones, se pueden encontrar platos parecidos por casi toda la costa septentrional mediterránea.

Ingredientes

  • 1 kg de boquerones limpios
  • Sal
  • Vinagre de vino y agua: Proporción de un 80% y 20% respectivamente.
  • Ajos
  • Aceite de oliva Virgen extra.
  • Perejil fresco

Preparación

1

Limpiamos los boquerones y los pasamos bien en agua fría con unos hielos para que suelten toda la sangre.

Una vez limpios los congelamos 1 día mínimo para evitar el anisakis.

2

Descongelamos  y vamos colocando los lomos de boquerón cubriendo la base, con la piel hacia abajo.

Ponemos bien de sal y cubrimos con la mezcla de vinagre y agua en proporciones 80/20.

Seguimos poniendo capas de boquerones hasta que se acaben.

3

Lo cubrimos bien de vinagre y lo dejamos reposar en la nevera toda la noche.

Sacamos los boquerones y escurrimos la mezcla de vinagre y agua.

Los pasamos a otro recipiente en el cual lo mezclaremos con ajos picados, perejil picado y un buen aceite de oliva.

4

Los dejamos macerar durante 2 horas en frío.